¿Cuáles son las correlaciones más populares en los mercados financieros?

De hecho, conocer las correlaciones existentes es determinante a la hora de realizar operaciones corrientes, como abrir una cuenta de valores o decidir entre una renta fija o una renta variable.

Se conoce como correlación a la relación directa entre dos activos financieros que, ya sea en la misma dirección (correlación positiva) o en direcciones opuestas (correlación negativa), operan de manera paralela. Así, para poder hablar de correlación debe de existir una relación real entre dos activos y no una casualidad en un momento determinado del tiempo.

Correlaciones populares

Uno de los primeros pasos que realizan quienes están interesados en invertir en bolsa es la apertura de una cuenta de valores. También conocido como depósito de valores, se trata de un contrato que faculta al cliente para poder realizar operaciones en el mercado financiero.

Asimismo, el trading o compraventa de activos también precisa del conocimiento de los mercados por parte de los inversores. Esta práctica es especialmente habitual entre los brókers, los cuales estudian los mercados y las correlaciones financieras más conocidas con el fin de apostar por inversiones seguras.

¿Cómo descubrir el próximo "Mirlo Blanco" en bolsa?
Se trata de buscar un mix de estrategia y táctica para invertir en bolsa. Da igual que haya sectores hundidos por la economía, siempre hay otros que se van a beneficiar de los mismos. ¿Cómo descubrimos el próximo "Mirlo" en bolsa?

No obstante, antes de realizar operaciones relacionadas con la cartera de inversión, la adquisición de conocimientos es imprescindible para conocer cómo operan los activos y generar de este modo beneficios en las inversiones.

Divisas y bolsas

El aumento o disminución de las divisas en un determinado país tiene una relación directa con el funcionamiento de la Bolsa. Aunque influyen múltiples factores en esta relación, las exportaciones juegan un papel principal en el aumento de cotizaciones. Así, la devaluación de una moneda genera un aumento en la demanda de sus productos y servicios por parte de otros países, los cuales buscan una rentabilidad mayor. Por ello, las empresas de dicho país aumentarán sus exportaciones. Existe, por lo tanto, una correlación financiera negativa entre la divisa y la Bolsa.

El oro y la Bolsa

El clásico ejemplo de correlación inversa entre los amantes del mercado es el de aumento en el precio del oro y la caída de las bolsas. Cuando las bolsas caen y casi ningún inversor está dispuesto a invertir en ellas, la cotización del oro aumenta rápidamente. La misma tendencia se sucede en la situación inversa. Por ello decimos que existe una correlación financiera negativa entre ambos activos.

La razón es sencilla. Cuando la demanda del oro está al alcance de cualquier bolsillo, su cotización cae. Sin embargo, si el oro se convierte en un bien poco asequible y, por lo tanto, preciado, su valor aumenta.

El petróleo y el dólar

El petróleo y la moneda norteamericana mantienen una relación directa en su cotización. Este recurso natural cotiza en la bolsa en dólares y, al igual que el oro y otras materias primas, aumenta su valor cuando el dólar cae en bolsa. A pesar de ello, en los últimos años, especialmente con motivo de las las crisis económicas que han asediado a todas las potencias mundiales, esta relación directa se ha visto enturbiada por la presencia de otros factores.
 

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información