El mercado la semana pasada tuvo una evolución muy buena: por los datos en China y sorpresas positivas en resultados y esta comenzamos con tono negativo por el petróleo.
 

Resulta sorprendente que cuando hay problemas de oferta veamos caídas en las bolsas, lo normal es que cuando hay problemas de demanda caiga pues es debido a una mala situación económica. En esta situación pensamos que “los impactos negativos son mayores que los efectos positivos a largo plazo pues la inversión cae rápidamente, los costes se elevan y el cash flow que generan las empresas del sector del petróleo bajan sensiblemente  de modo que vamos a ver una sensible corrección a causa de los precio del petróleo”, reconoce este experto.

No hay grandes cosas esta semana. Veremos el sector inmobiliario en EEUU pues está bajando por el lado de la oferta, aunque la demanda sigue firme, y en Europa vemos datos de confianza del mes de abril pero será el crudo el que juegue un papel  importante.

Caixabank ha lanzado una OPA por BPI.  Es difícil anticipar cómo evolucionará la acción pero que haya un proceso de consolidación a nivel europeo es  bueno con lo que con una perspectiva de medio plazo tendrá efecto positivo.
Creo que las cotizaciones no están tan infravaloradas como las vimos tras la corrección. Soy positivo con el medio plazo pero a corto plazo hay que ser prudente. 

Declaraciones a Radio Intereconmia