El "banco malo" de BES contará con 13.000 millones de euros de activos, mientras, el “banco bueno”, denominado Novo Banco, tendría 71.000 millones de activos.
MADRID, 12 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Tras analizar los comunicados oficiales del Banco de Portugal que detallan la escisión del recién rescatado Banco Espírito Santo (BES) en un “banco malo” y otro “banco bueno”, los analistas de Citi estiman que el primero de ellos contará con 13.000 millones de euros de activos, 9.000 millones de pasivos y 4.000 millones de capital (incluidas las participaciones en BES Angola).

Mientras, el “banco bueno”, denominado Novo Banco, tendría 71.000 millones de activos, 66.000 millones de pasivos (incluyendo 34.000 millones de depósitos) y 5.000 millones de capital, que son propiedad al 100% del Fondo de Resolución del Banco de Portugal.
Con todo, Citi reitera su consejo de vender BES (“banco malo”) y su consideración de “inversión de alto riesgo”, con un precio objetivo de 0,01 euros.

Por su parte, la agencia de calificación crediticia Moody's ha calificado la deuda a largo plazo y los depósitos de Novo Banco, en “B3” y “B2”, respectivamente, considerándolos “altamente especulativos”.

La firma explica que esta consideración “refleja el hecho de que este banco sea el sucesor de BES, que como resultado de sus grandes pérdidas y problemas de gestión, no alcanzó los niveles de capital exigidos y, por este motivo, fue intervenido por el regulador luso”.

Además, ambas notas se encuentran “bajo revisión para una posible rebaja”. En concreto, Moody's recortaría estas calificaciones si “vienes una menor probabilidad de apoyo del sistema en caso de que sea necesaria una nueva intervención gubernamental”.