El mercado de crédito europeo no es lo suficientemente grande para absorber las compras de 60bn mensuales (720bn al año) del BCE (7,5% del PIB de Europa), y que por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, el stock de activos de renta fija disponible para la inversión se va a reducir.

Renta Variable
El Ibex 35 es uno de los peores índices en cuanto a rentabilidad anual se refiere, subiendo tan “solo” un +7,34% frente al +16% del Euro Stoxx 50 o el +21% del Dax alemán. Sin embargo, Renta 4 Bolsa FI, a través de la gestión activa y la diferenciación frente a la composición del Ibex 35, obtiene una rentabilidad mucho más en línea con la que obtiene el resto de Europa, con un retorno que, al cierre de la semana pasada, era del +12,1% en lo que llevamos de año, lo que nos sigue situando entre los mejores fondos de renta variable española a 12 meses y en 2015.

Los cambios más significativos de la cartera en las últimas semanas han sido la inclusión en el top 10 de las compañías en cartera a FCC, ACS, Galp y BBVA, reduciendo en Santander, Inditex, Amadeus, Telefónica o Mapfre, que pasan a estar en posiciones con menor peso en nuestro/vuestro fondo de renta variable española.

El crecimiento de España marcha incluso mejor de lo que esperábamos a finales de 2014, por lo que la tesis de inversión no ha cambiado a pesar de la subida del Ibex y sobre todo del valor liquidativo de Renta 4 Bolsa FI.

Se están adhiriendo todos los ingredientes para un año histórico. Ninguna de las tesis de inversión para permanecer positivos en renta variable española, de momento, ha fallado: QE del BCE, incremento de la confianza empresarial y del consumidor, bajada de la prima, creación de empleo, caída de las materias primas y especialmente petróleo, mayor consumo, recuperación económica, reducción de los costes de la deuda y mejora de los resultados empresariales.

Después de varios años de crisis, por fin tenemos los primeros síntomas de encontrarnos en recuperación en la economía y bolsa españolas, por lo que es momento de confiar en la bolsa española y dejar correr las ganancias.

En este sentido, cabe destacar que mucho inversor nacional y extranjero no acaba de entrar en bolsa española por el miedo al “efecto Podemos”, que evidentemente tendría implicaciones negativas para la bolsa y la renta fija española. Sin embargo, este temor, puede albergar una enorme oportunidad de revalorización en la bolsa española. ¿Y si el escenario político en España es menos radical del que piensa el inversor? Gran cantidad de inversores invertirían con fuerza en los mercados españoles con elevadas posibilidades de cerrar el gap de comportamiento entre España y el resto de Europa.

Renta Fija
Todos los agentes están pendientes de cualquier indicio acerca de la subida de tipos que, tarde o temprano, tendrá que tener lugar al otro lado del atlántico, por lo que la atención está puesta en el comunicado posterior a la reunión de la Reserva Federal estadounidense. La idea de una subida cercana podría verse favorecida por el buen estado del crecimiento económico y el empleo, aunque la prudencia podría tener mayor peso si se atiende al nivel de inflación, por debajo del 2% y con pocas perspectivas de que suba, toda vez que retornan las caídas en el precio del petróleo, clave para alcanzar ese nivel de precios o mantener los actuales.

Por el lado europeo, continúan las compras del BCE, aunque a un ritmo algo más bajo que en jornadas anteriores, lo que ha llevado a un leve aumento de las rentabilidades de los bonos. Aún así, dicho programa de compras nos sirve para mantenernos tranquilos en la renta fija, ya que unas compras por esas cantidades actuarán de soporte de precios.

Estos vaivenes han llevado a leves recortes en la rentabilidad del Renta 4 Renta Fija Corto Plazo, mientras que el resultado en Renta 4 Renta Fija Internacional mejora por la evolución del euro, cerca de la paridad frente al dólar.

Mixtos / Retorno absoluto
Renta 4 Pegasus acumula, desde principio de año, un retorno de +1,04%. La rentabilidad en las últimas semanas proviene de nuestras inversiones en renta fija y renta variable (dos décimas cada activo en el mes pasado).

En bolsa, las ganancias vienen no tanto por exposición neta, sino más bien por el comportamiento de nuestros valores frente a los índices. Cerramos la estrategia de largos Europa/ cortos USA después de la buena evolución registrada.

En renta fija, nos hemos seguido beneficiando de un mercado alcista. Hemos tomado parcialmente beneficios en algunas referencias fuera de la zona euro y hemos comprado bonos de OHL e Indra después de resultados.

Es importante no extrapolar el comportamiento del fondo a futuro. Los tipos están a cero, y no pensamos que sea el momento de elevar el riesgo en un mercado como el de renta fija que no nos resulta atractivo. Por ello, seguimos con el objetivo de eonia +200 pb. para este año.

Para las próximas semanas, esperamos consolidación en el mercado de renta variable. Después de las últimas subidas, sí consideramos que veremos mejores puntos de compra.

LA DEUDA PÚBLICA DISPONIBLE PARA LA INVERSIÓN DISMINUIRÁ: