MADRID, 11 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Cataluña es cada vez más el centro de las miradas de la comunidad internacional. Mientras diarios como el británico The Guardian se hacen eco de la gran concentración en forma de V convocada para el 11 de septiembre, otros rotativos como Financial Times analizan el conflicto. Incluso la agencia de espías de EEUU Stratfor ha elaborado un informe sobre el caso catalán.

En el artículo Catalonia: Another country ("Catalunya, otro país"), el periodista Tobias Buck del Financial Times describe el estado del conflicto y alerta del enquistamiento del mismo por la escasa voluntad del Gobierno de Rajoy a permitir una consulta, que finalmente, el periodista ve difícil que se celebre dando por buena la idea de que el president de la Generalitat, Artur Mas, acabará por convocar elecciones anticipadas.
En el texto se hace hincapié en la idea de que Mas no llevará adelante el proyecto de la consulta en caso de prohibición del Tribunal Constitucional (TC). Cita fuentes de la Generalitat que aseguran que “desafiar la decisión del más alto tribunal de España provocaría seguramente duras medidas de Madrid, y posiblemente dividir a su partido”. El artículo abunda en la cuestión y añade que "un referéndum ilegal probablemente sería boicoteado por gran parte de la población catalana, asegurando una baja participación". Concluye que “muchos analistas creen que en su lugar, Mas optará por anticipar las elecciones autonómicas, para lograr que se conviertan en un casi referéndum".
EL INFORME DE LOS AGENTES NORTEAMERICANOS
La agencia de espionaje de EEUU Stratfor ha elaborado un análisis sobre la situación en que se halla el desafío soberanista, que recoge Vozpópuli. La conocida también como "CIA privada" apunta que la cancelación de la consulta del 9-N por parte del Ejecutivo de Mas traerá consigo un adelanto electoral de las autonómicas previstas para 2016, una decisión que "será prácticamente inevitable", recalca la prestigiosa consultoría.
También pone de relieve esta agencia que hay “diferencias en la calle sobre la línea que debería seguir Cataluña si el TC declara ilegal la consulta". La postura más extendida, señalan, es la de no seguir adelante con la consulta en caso de prohibición.
"Cataluña probablemente no declarará la independencia de manera unilateral este año, pero ello tampoco significa que la crisis de identidad que vive España vaya a resolverse,” sentencia el informe.