Catalana Occidente ha comprado a la  promotora Llave de Oro un edificio de oficinas de 5.900 metros cuadrados en el distrito tecnológico de Barcelona por 21 millones de euros.

La operación se ha realizado a través de la aseguradora Plus Ultra. El edificio será la sede española de Atos Origin, según ha informado BNP Paribas Real Estate, que ha asesorado a la promotora inmobiliaria. La multinacional tecnológica francesa está especializada en consultoría de gestión y tecnologías de la información y hasta el momento tenía su sede en la Diagonal de Barcelona.

La inmobiliaria ha señalado que “la rentabilidad de esta transacción podría estar en torno al 5%”.