El magnate mexicano ha ejecutado la compra a Sareb de un préstamo participativo de 50 millones de euros que esta entidad mantenía con Realia, inmobiliaria controlada por el propio Slim, y cuyo vencimiento era en el próximo año.
 
"El 22 de diciembre de 2015, el accionista de referencia Inversora Carso ha comprado a Sareb el préstamo participativo de fecha 30 de septiembre de 2009, en los mismos términos y condiciones que los previamente ofrecidos", ha comunicado durante la jornada la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Se trata de un préstamo participativo, por lo que en caso de que lo convierta en acciones, Slim se haría con alrededor de un 8% adicional del capital de Realia, en la que ya controla un 25,1%, y sobrepasaría así la cota del 30%.

En este supuesto, el empresario mexicano tendría que formular una oferta pública de adquisición (OPA) por el 100% de la inmobiliaria, o bien solicitar a la CNMV que le exima de dicha obligación.

Cuantía del crédito

No obstante, del importe total del préstamo, un tramo de 29 millones de euros tiene carácter de "convertible libremente" en acciones, que equivaldrían a un 4,5% de Realia. El otro tramo, de 28,5 millones, tiene la consideración de "no convertible libremente", y daba la opción a la entidad de elegir entre capitalizarlo o admitir una quita.

Según ha notificado Realia al supervisor del mercado, Slim se ha hecho con el préstamo "en los mismos términos y condiciones ofrecidos por Sabeb a la compañía", que ha declinado amortizarlo "dada su actual situación financiera".

Con la compra de este préstamo participativo a Sareb, Slim continúa con la reestructuración y saneamiento de Realia que emprendió después de que el pasado verano se hiciera con el control de la inmobiliaria a través de una OPA.