Carbures Europe ha formalizado un acuerdo de refinanciación del 75% de su deuda bancaria, con sus cuatro principales entidades financieras, Banco Sabadell, BBVA, Bankia y Targobank, según ha informado la compañía.
 
Este acuerdo abarca condiciones como la adecuación de los compromisos de pago de Carbures a su plan de generación de caja, la renovación de las líneas de circulante y la ampliación de las mismas por un importe que asciende a 13,7 millones de euros. La deuda estructural, tras las nuevas condiciones,  asciende a 12,5 millones de euros, con vencimiento de la deuda de 6 años y con un periodo de carencia de principal de 24 meses. El tipo de interés de la misma es variable con periodos de devengo trimestrales, concretamente Euribor a tres meses más un diferencial sobre Euribor del 4%, según ha comunicado la compañía.

Además, las entidades financieras asumen la renovación de las líneas de circulante y se comprometen a incrementarlas de forma adicional en una de 919.000 euros, ascendiendo el importe a 2,15 millones de euros. El vencimiento de las mismas es de tres años, desde el 31 de mayo de 2016 y el interés de las mismas es el mismo que el de la deuda estructural.

Los accionistas significativos de Carbures, menos Anangu, han subordinado los créditos que tenían contra la compañía.