Las caídas son una reacción clásica cuando hay un atentado. Todavía no hay información clara pero lo lógico es que al producirse antes de la apertura, se trasladen las caídas.  Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter reconoce que hay que tener la cabeza fría en estos casos porque el hecho de que haya un nuevo atentado no hará  que cambie la perspectiva de hoteleras y aerolíneas, a menos que se trate de un nuevo contexto de riesgos terroristas.
 

Hoy el sector financiero también cae. La percepción del sector después de las medidas que tomé el BCE hace unos días nos parece que hace que la situación de los bancos haya mejorado sustancialmente y lo hemos mejorado de vender a comprar.  Es verdad que hoy caen  porque cae todo pero también es cierto que antes de que se supiera lo del atentado se daba vueltas al tema del Brexit, el 50% de los encuestados da probabilidad a salir. Cuando empiezan a salir encuestas que dan una mayoría a favor de la salida de la UE, lo primero que se ve afectado es el high yield europeo, financieras europeas y además, las bolsas europeas. Porque esto abre las puerta a que haya otros países grandes que quieran esta situación.

En Reino Unido se cotizan compañías de todo el mundo. Uno no puede tomar una decisión de este tipo solo por el Brexit porque condicionará a la bolsa europea. De todas formas, tomaría estas cosas con cierta serenidad porque no sé si Cameron se equivocará o no con la convocatoria de Referendum pero Reino Unido acabará quedándose y conviene elevar un poco la perspectiva desde el punto de vista del inversor.  Creo que hay que seguir comprando bolsa europea. 

Declaraciones a Radio Intereconomia