La CNMV ha levantado la suspensión de cotización de CaixaBank después de que fuera inhibida antes de la apertura.



CaixaBank vuelve a cotizar con un desplome del 7,16% hasta los 3,51 euros. El desplome que hoy experimenta CaixaBank al volver a cotizar supone su despertar del dulce sueño en el que entró en verano. Desde junio y hasta principios de octubre, sus títulos se revalorizaron un 60%, para entrar en un estrecho lateral de consolidación que finalmente, y por motivos de fuerza mayor –desinversión de la matriz- se ha resuelto a la baja. El fuerte hueco que dibuja su acción hoy le lleva a viajar justamente a los máximos de 2012, nivel desde el que comenzó una fuerte caída del 50% entre febrero y junio del año pasado. Ahora, cotizando en el entorno de los 3,5 euros, los siguientes niveles a visitar serían los 3,38 y 3,27 euros.

cotizacion caixabank


El regulador del mercado decidió suspender su cotización después de que ayer por la tarde La Caixa confirmara que prevé reducir su participación en la compañía del 63,5%, al 56%. Llevará a cabo esta operación mediante la colocación de acciones y la emisión de bonos canjeables en acciones.

La matriz espera captar 1.500 millones de euros, 40% mediante la emisión de bonos (600 millones) y un 60% por colocación de acciones (900 millones). Aunque el tamaño final de ambas ventas "dependerá de la demanda de los inversores y de la evolución del proceso de 'book building'".
Con ello La Caixa mejorará su liquidez y solvencia, incrementando en 90 puntos básicos su core capital, actualmente en el 11,90%.

La venta de acciones de CaixaBank se ha realizado mediante un proceso de colocación acelerada entre inversores institucionales y cualificados a un precio estimado de 3,77 euros por acción, lo que supone un descuento del 0,40% con respecto al precio de cierre de ayer (3,78 euros).

Para la colocación de los bonos, La Caixa ha contratado a Goldman Sachs, Morgan Stanley y UBS. Los bonos tendrán “un valor nominal de 100.000 euros, se emitirán a la par y vencerán a los 4 años de su fecha de emisión. Tendrán un cupón fijo anual de entre el 0,625% y el 1,375%".

A su vez, CaixaBank también está realizando desinversiones en sus participadas para presentar una mejor foto ante Basilea III y ante los próximos tests de stress. De hecho, esta misma semana Caixabank anunció que reducirá su actual participación del 12,972% de Repsol (valorado en 2.868 millones), hasta en un 2,5% mediante la colocación de bonos convertibles en acciones de la petrolera.  Además, acaba de vender el 4,17% que mantenía en Campofrío a Sigma, posibilitando que el grupo mexicano haya lanzado una OPA sobre la cárnica. (Ver: Participadas de Caixabank, ¿dónde está el valor?)