La entidad presidida por Francisco González ha ido un paso más allá en su participación dentro de la entidad turca después del acuerdo firmado el pasado mes de noviembre y se convierte en su principal accionista. 



En base al hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, BBVA asegura que el precio total pagado por la adquisición del 14,89 % de Garanti asciende a 8,765 liras turcas por acción, lo que supone aproximadamente 5.481 millones de liras turcas o 1.854 millones de euros.

Garanti es el primer banco de Turquía por capitalización bursátil (11.140 millones de euros), con unos 100.900 millones de dólares en activos a cierre de marzo. Con cifras consolidadas, la entidad atiende a más de 13 millones de clientes a través de una extensa red comercial compuesta por más de 1.100 oficinas y más de 4.400 cajeros automáticos.

Es la primera entidad entre los bancos privados turcos por hipotecas, préstamos al consumo, financiación de automóviles y clientes de tarjetas de crédito y tiene una plantilla de más de 22.700 empleados.

El presidente del Grupo BBVA, Francisco González se encuentra en Estambul con motivo del cierre de la operación y del nombramiento del nuevo consejero delegado de Garanti, Fuat Erbil, explica el banco.


REPERCUSIÓN SOBRE LAS CUENTAS DE BBVA
La puesta a valor razonable de la participación antes mencionada supondrá un impacto negativo no recurrente en el Beneficio Atribuido consolidado del Grupo BBVA del tercer trimestre de aproximadamente 1.800 millones de euros.

El reconocimiento de dicho impacto contable no supondrá salida adicional alguna de caja en BBVA. La mayor parte de este impacto lo constituyen diferencias de conversión debido a la depreciación de la lira turca frente al euro desde la adquisición inicial por parte de BBVA del 25,01% en Garanti Bank hasta la fecha.

Se estima que la adquisición reducirá en aproximadamente 50 puntos básicos el Common equity tier 1 (fully loaded), según estimaciones de la propia entidad. 

BBVA cotiza este lunes con una caída del 1% que le impiden situarse por encima de los 9,20 euros por acción.