La banca lleva en general más de 5 años pasando por su particular via crucis en bolsa, pero después del estallido de la burbuja inmobilaria, parece que los números empiezan a sonreír a los bancos españoles.
 

 
 
El presidente del BBVA,  Francisco González sigue confiando en la potencia tecnológica del mismo y parece que algunos datos empiezan a darle la razón al banquero.

 


BBVA espera seguir cumpliendo sus objetivos financieros del Plan Estratégico 2016-2018 anunciado el año pasado, pese al entorno macroeconómico más difícil.
 
 
Cada vez hay más casas de análisis que están dando potencial de subida en bolsa al BBVA y parece que técnicamente está aguantando el suelo actual de mercado.