La compañía cerró los nueve primeros meses del año con un incremento del 4% en su cifra de negocios de los que el 93% corresponde a ventas de vino embotellado. El área internacional ya aporta un 51,1% de las ventas de vino mientras que la Unión Europea soporta el 66% de las ventas de exportación.

Destaca, en este sentido, Estados Unidos y Canadá como países con mayor crecimiento del período. “La comercialización de vinos con crianza, ya se trate de grandes reservas, reservas o crianzas, representa un 83% de la ventas totales”.

Con ello, el resultado de explotación (EBITDA) con 24,9 millones representa un margen sobre ventas del 38%. “En 2016 se han registrado resultados positivos por ventas de activos financieros situando el beneficio antes de impuestos del grupo en 29,7 millones, un 14,8% más que hace un año”.  El cash-flow generado durante el periodo (beneficio neto más amortizaciones más provisiones) representa el 41% de la cifra de negocios. Las inversiones materializadas hasta el tercer trimestre de 2016 suponen 3,8 millones de euros, constituyendo la compra de barricas el 82% del total.