Bankia ha cerrado la venta de su 24,953% de Realia a la Inmobiliaria Carso por un importe total de 44,5 millones de euros. La operación aportará al banco unas plusvalías netas de 9,6 millones.

Bankia e Inmobiliaria Carso ejecutan de esta manera, una vez cumplidas todas las condiciones suspensivas firmadas entre ambas compañías, el acuerdo alcanzado el pasado 4 de marzo.

Además, la entidad ha firmado la venta de una cartera de créditos con garantía hotelera de 383 millones de euros, en el marco de una operación denominada Proyecto Castle. La transacción, que comprende un total de 91 operaciones vinculadas a 45 activos, libera recursos para la concesión de nuevo crédito, eleva la liquidez del banco y contribuye a mejorar la calidad de activos, ya que algo más de la mitad de los créditos son dudosos.

Además, tiene un impacto positivo en el capital (CET 1 BIS III phase in) de Bankia de 19 millones de euros. En términos fully loaded, el impacto es de 21 millones. Con el fin de maximizar el precio obtenido por las carteras, la venta ha seguido un proceso competitivo entre inversores institucionales y entidades financieras de primer orden. Bankia ha contado con el asesoramiento financiero de N+1 y el legal de Ramón y Cajal.

La entidad sigue avanzando en el Plan Estratégico 2012-2015, que incluye el compromiso de desinvertir todos aquellos activos considerados no estratégicos.