Bankia ha eximido de pagar comisiones a los casi 45.000 autónomos de la Comunidad de Madrid clientes de la entidad. Para ello, basta con que tengan domiciliados en el banco sus seguros sociales o el pago de sus impuestos trimestrales.
 
“Con cumplir este único requisito ningún autónomo cliente de Bankia tendrá que pagar comisiones por realizar las operaciones más habituales”, subraya el director general adjunto de Banca de Particulares, Fernando Sobrini.
 
Sin realizar ninguna gestión, los autónomos madrileños clientes de Bankia se han beneficiado de la exención de tasas en todas sus cuentas, no sólo las de su operativa profesional. A partir de ahora, podrán acceder a estas ventajas todos aquellos que domicilien en la entidad su cuota de autónomos, sus impuestos trimestrales o sus ingresos de la PAC (Política Agraria Común).
 
Esta es la segunda medida que toma la entidad dentro de su nueva estrategia de clientes, que se inició en enero pasado con la eliminación de todas las comisiones de servicio a más de 1,1 millones de particulares de la Comunidad de Madrid que tenían sus ingresos domiciliados en Bankia.
 
“No se trata de una promoción ni ninguna campaña, sino de un posicionamiento y de cómo queremos relacionarnos con nuestros clientes. Es una propuesta permanente”, asegura Sobrini.
 
Los autónomos no pagarán comisiones de administración y mantenimiento en todas sus cuentas, cuota en sus tarjetas business de débito y crédito ni tasas por realizar transferencias por cualquier canal e importe. Además, podrán sacar dinero gratis a débito cuantas veces quieran en los más de 5.500 cajeros de Bankia y cuatro veces al mes en los de Euro 6000 y Banco Sabadell.
 
Financiación inmediata
 
La oferta de Bankia al segmento de los autónomos no se circunscribe sólo a la exención de comisiones, sino que “va mucho más allá”, afirma Sobrini. La entidad tiene disponibles casi 585 millones de euros en financiación preconcedida para los 45.000 autónomos madrileños clientes del banco.
 
Se trata de líneas de financiación que el banco mantiene abiertas y que permiten el acceso inmediato a crédito en el momento que el autónomo lo necesite y por el canal que elija, tanto para operativa a corto plazo como para inversiones de largo plazo. Los clientes pueden activar esta línea de forma inmediata, la mayoría con un solo click, sin exámenes de riesgo, porque ya han sido analizados previamente.
 
Adicionalmente, los autónomos que cuentan con TPV tienen acceso garantizado a financiación para su actividad empresarial, en función de la cuantía facturada por esta vía, y pueden acceder a ella las 24 horas del día.
 
Bankia ofrece, además, a este colectivo un TPV móvil, un dispositivo tamaño bolsillo que permite cobrar por los servicios que realicen de forma rápida y sencilla. Se comercializa sin exigencia de cantidad mínima por operación y sin comisión por instalación ni de mantenimiento, sólo con realizar una operación al mes. También se aplica una tasa de descuento para todo tipo de tarjetas del 0,6%, por debajo de la media del mercado.
 
La oferta para autónomos se completa con un servicio gratuito de protección jurídica y un seguro de accidentes con una cobertura de 7.500 euros.