El curso “La empresa del siglo XXI; nuevas formas de trabajar”, que se celebra hoy en la Ciudad Grupo Santander, en Boadilla del Monte, está organizado por la Cátedra Extraordinaria Santander-UCM, y analiza cómo superar los modelos tradicionales de trabajo para hacer empresas más flexibles, rentables y modernas, preparadas para captar y retener el mejor talento.
 
Hoy se celebra el curso de verano “La empresa del siglo XXI; nuevas formas de trabajar”, de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que se imparte en la Ciudad Grupo Santander y que está dirigido por Silvia Ruiz Barceló, subdirectora general de Banco Santander y directora de Recursos Humanos de la entidad, y Francis Blasco, Vicedecana de Profesorado y Organización Docente de la UCM.

Este curso parte de la idea fundamental de que las compañías deben adaptarse y dar respuestas actuales y efectivas a los nuevos modelos laborales como clave para demostrar su capacidad para atraer y comprometer el talento.
Con esta base, la jornada plantea como objetivos principales: dar respuesta a cuestiones como la manera en que las nuevas tecnologías determinan las nuevas maneras de trabajar y gestionar el talento, las claves para superar la cultura presencial para ser más flexibles y más rentables o la influencia que tendrán estas nuevas formas de trabajar en la elección de una empresa por parte del talento más joven.

Para ilustrar estos planteamientos de manera práctica, se van a mostrar casos reales de empresas que han incorporado modelos de trabajo flexibles para reforzar y actualizar su marca de empleador, entre ellas, Banco Santander, que acaba de incorporar el Flexiworking como parte de su nueva cultura corporativa.

Silvia Ruiz Barceló ha explicado que los tiempos han cambiado y que es totalmente necesario empezar a trabajar de una forma diferente, de manera más ágil y flexible, “lo que no significa trabajar menos, sino trabajar mejor. Tenemos gente joven que nos pide otra forma de trabajar y tenemos las nuevas tecnologías para hacerlo”.

Ruiz Barceló ha expuesto el ejemplo de Banco Santander, que está llevando a cabo una verdadera transformación cultural impulsada por su presidenta, Ana Botín, “con una misión y una visión; la misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas, y una visión, ganándonos la confianza de empleados, clientes, accionistas y de la sociedad en general, siendo un banco sencillo, personal y justo”.

Por su parte, Francis Blasco ha hablado de un nuevo paradigma social que hace urgente abordar temas “de los que este curso quiere ser un ejemplo: la sociedad ha cambiado y estos supone que las personas han cambiado; los modelos familiares y sociales son nuevos; las necesidades de las personas ya no son las mismas y los millenials exigen nuevas formas en las empresas”.

Blasco ha añadido que para adaptarse con éxito a esta transformación “nuestras mejores armas son la investigación y la innovación, que juntas dan lugar al progreso a través de la generación de conocimiento útil para afrontar los desequilibrios actuales”.

Los Cursos de Verano cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades, que mantiene acuerdos de colaboración con 1.200 universidades y centros de investigación de todo el mundo y hasta 2018 habrá invertido 1.700 millones de euros en proyectos e iniciativas universitarias. Más información en www.santander.com/universidades