Banco Santander obtuvo en 2011 un beneficio atribuido de 5.351 millones de euros, lo que supone un descenso del 35% con respecto a 2010. Dicho resultado habría sido de 7.021 millones de euros (-14%) si no se hubiera realizado en el cuarto trimestre un saneamiento de riesgos inmobiliarios en España por importe de 1.812 millones de euros brutos, así como la amortización de 600 millones de euros brutos del fondo de comercio de los negocios en Portugal. Además, el Banco ha aplicado los 1.513 millones de euros netos procedentes de plusvalías a otros saneamientos extraordinarios. Las dotaciones para riesgo inmobiliario en España permiten incrementar la cobertura de los inmuebles adjudicados desde el 31% al 50%. El fondo de provisiones acumulado asciende ya a 4.278 millones de euros, frente a unos activos inmobiliarios adjudicados de 8.552 millones brutos. Emilio Botín, ha señalado que "Banco Santander ha demostrado su capacidad de generar resultados para alcanzar simultáneamente las exigencias de capital marcadas por la EBA, aumentar sustancialmente las provisiones para los riesgos inmobiliarios y mantener la retribución de 0,6 euros por acción por tercer año consecutivo." El reforzamiento de los ratios de capital y de la calidad del balance es consecuencia de que el  Grupo Santander ha sido capaz de realizar plusvalías de manera selectiva sin afectar al crecimiento de sus ingresos ni a la generación de beneficio antes de provisiones.

Resultados

En 2011, los ingresos de Banco Santander aumentaron a ritmos del 5%, hasta 44.300 millones de euros, y absorbieron unos costes de 19.900 millones de euros, que crecen al 9%, en parte debido a que las unidades en países emergentes están invirtiendo en apertura de oficinas y nuevos negocios. La diferencia entre ingresos y costes arroja un margen neto de 24.373 millones de euros, con un crecimiento de más del 2%. El ratio de eficiencia es del 44,9%, el mejor de la banca internacional.

El beneficio antes de provisiones de 24.373 millones pone de manifiesto la capacidad de generación de beneficios futuros del Grupo, ya que en un contexto de menores necesidades de provisiones permitiría mejorar el resultado final. En 2011 el importe de las dotaciones netas para insolvencias asciende a 10.562 millones, un 3% más que en 2010 y casi 4.000 millones más que en 2008. Además, en el cuarto trimestre el Banco ha decidido llevar a cabo saneamientos extraordinarios por un importe neto de 3.183 millones de euros, de los que 1.513 millones proceden de las plusvalías obtenidas y 1.670 millones del resultado del cuarto trimestre. Con cargo al resultado del cuarto trimestre se han dotado 1.812 millones brutos a provisiones para el saneamiento del riesgo inmobiliario en España, así como 600 millones brutos para amortizar fondo de comercio de los negocios en Portugal. Por su parte, las plusvalías de 1.513 millones netos generadas en el año se han destinado al saneamiento de carteras por 620 millones de euros y a la amortización de intangibles, la dotación de pensiones y otras contingencias por importe de 893 millones.

La diversificación de Banco Santander ha sido clave en la evolución de ingresos y resultados. Por primera vez en la historia del Grupo, Latinoamérica aporta más de la mitad del beneficio, concretamente el 51%, con Brasil que suma el 28%; México, un 10%, y Chile, un 7%. Europa Continental añade el 31%; Reino Unido, el 12%, y Sovereign ya alcanza el 6%.

Negocio

Desde el punto de vista del negocio, la estrategia central sigue siendo captar y vincular a más y mejores clientes, y mejorar la estructura de financiación del activo con depósitos más estables. El crédito crece con fuerza en las unidades que operan en mercados emergentes y en financiación al consumo, mientras que cae en las economías que están en fuertes procesos de desapalancamiento, como España y Portugal. El conjunto de créditos del Grupo asciende a 750.100 millones de euros y representa un 117% de los depósitos (638.585 millones). En diciembre de 2008, esa relación era del 150%. Adicionalmente, Banco Santander sigue siendo una de las entidades que cuenta con mayor acceso a los mercados mayoristas de financiación. En 2011 se realizaron emisiones por importe de 40.000 millones de euros, que superaron a los vencimientos de 32.000 millones del año. Además, se han realizado titulizaciones en el mercado por importe de 23.500 millones. La buena posición de liquidez, incluso en un ejercicio de stress, permite afrontar 2012 sin necesidad de emisiones en España y Portugal.

Los recursos de clientes gestionados por el Grupo ascienden a 984.353 millones de euros a cierre de 2011, prácticamente la misma cifra que un año antes, mientras que los depósitos de clientes crecen a ritmos del 3%. Los depósitos del sector residente alcanzan 171.147 millones de euros y los de no residentes 460.911 millones, con crecimientos del 6% y 3%, respectivamente.

El importe de la inversión crediticia neta del Grupo Santander se situó en 750.100 millones al cierre de 2011, casi un 4% más que hace un año. El crédito al sector residente (España) cae el 7%, mientras que el no residente aumenta un 8%.

La tasa de morosidad del Grupo se sitúa en el 3,89%, lo que supone un aumento de 0,34 puntos con respecto a un año antes. Dicha tasa desciende en el negocio de financiación al consumo, en Sovereign y México. En España, la morosidad se sitúa en un 5,49%, con un aumento de 1,25 puntos en el año, dicha tasa está afectada también por la caída del crédito.

En Reino Unido, apenas sube una décima, hasta el 1,86%. En todos los mercados la tasa de mora está por debajo de la media del sector, especialmente en España, donde dicha media está más de dos puntos por encima de las unidades del grupo en este mercado.

El capital y la acción

Banco Santander ha alcanzado con seis meses de antelación el core capital del 9% que exige la EBA, con unos criterios que aplica a las principales entidades de Europa. Bajo los criterios internacionales que marca Basilea II, el core capital de Banco Santander se sitúa por encima del 10%.

Banco Santander cerró 2011 con una capitalización de 50.290 millones de euros que le sitúan como primer banco de la zona euro por valor en Bolsa y entre los quince mayores del mundo. La base accionarial de Grupo Santander ascendía a 3.293.537 accionistas a cierre de 2011. En el Grupo Santander trabajan 193.349 personas, que atienden a más de 102 millones de clientes en 14.756 oficinas. Estas cifras colocan a Santander como el mayor grupo financiero internacional tanto en número de accionistas como en red de oficinas.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar