Es una de las acciones más alcistas de la sesión gracias a un repunte cercano al 4% con el descuento ya aplicado en el precio de sus derechos, que arrancaban esta mañana  a 0,178 euros por acción.  

Banco Sabadell es la acción más negociada de la sesión...y con diferencia con respecto a grandes como el Banco Santander. Los acciones se han tomado de buen grado el inicio de la cotización de los derechos del banco, que comenzaban en el parqué por un valor de 0,178 euros por cada uno, y a esta hora se anotan una revalorización ya superior al 20% que les llevan a subir por encima de los 0,212 euros. 

Cabe recordar que los inversores de Sabadell recibieron también un derecho de suscripción preferente por cada título del banco que tuvieran en su poder, de ahí que el valor haya iniciado el lunes la cotización a 2,132 euros por acción. 

En este caso, el banco emitirá 1.085 millones de acciones nuevas a 1,48 euros cada una de ellas para recaudar unos 1.606 millones de euros con los que financiará en parte la adquisición de TSB, filial del británico Lloyds. Con cada 11 derechos se pueden comprar tres acciones nuevas. Si no se acude, la dilución será del 21%.

Los accionistas de Banco Sabadell tendrán derecho de suscripción preferente de las acciones nuevas con una relación de suscripción de 3 acciones nuevas por cada 11 acciones de las que sean titulares.

"Se podría estar dentro de la acción con independencia del tema de los derechos que se están cotizando individualmente. Personalmente, yo vendería los derechos y me mantendría con la acción mientras no pierda los 2,29 euros", reconoce José Iván García, director de análisis y estrategia de KAU Finanzas. 


¿QUÉ OPINAN LOS EXPERTOS?
La ampliación de capital en sí misma no les preocupa...sino que se trata más bien de una situación general de la banca española. "Aunque la adquisición de TSB nos gusta, dentro del sector financiero español hay otras entidades con una cuenta de resultados normalizada, un balance saneado y con valoraciones atractivas que ofrecen potencial con respecto a los precios actuales de mercado", reconoce Gemma Hurtado, gestora de Mirabaud Equities Spain de Mirabaud.


José Lizán, de Auriga Bonos, establece una clara distinción entre la ampliación que llevara a cabo Santander, sin opción para el accionista minoritario, y la realizada por la entidad que preside Josep Oliú. "Es diferente porque tendrá unos meses de fricción hasta que tome el control y empiece a generar sinergias y habrá una pequeña dilución debido a los gastos de un nuevo sistema que, probablemente, a largo plazo la integración de TSB le supondrá márgenes de mejora". 

En su opinión, será cuestión de tiempo, "le costará digerirlo, pero no hay una dilución real", afirma Lizán. 

En la misma línea, se pronuncia Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird, que apunta a "una caída" en el corto plazo, pese a que recalca que la operación "no diluye su BPA". "Si usted es accionista", suscribe, “mientras no se pierdan los 2 euros, se puede estar dentro, pero si se está fuera, mejor permanecer al margen totalmente, hasta que tengamos información de la ampliación, puesto que podríamos acontecer un poco de volatilidad y tal vez podamos entrar más cerca de 2 euros, que de 2,20”. 

El consenso de mercado apunta cada vez más favorable hacia la entidad catalana, aunque sin grandes derroches. Hasta un 25% de los analistas recomiendan comprar títulos de la entidad, por otro 29% que recomienda vender. Se han reducido tanto los partidarios de la compra como los de la venta desde el pasado mes de diciembre cuando pesaba un 40% en cada extremo de la balanza. 

En lo que respecta al precio objetivo, el consenso de mercado habla de 2,23 euros como precio estimado. 

Acceda a todos los análisis de Banco Sabadell

Banco Sabadell