El beneficio neto del primer semestre es de 94 millones, tras dedicar la totalidad del beneficio del segundo trimestre estanco a provisiones.

Popular obtiene un beneficio neto ordinario, ex-provisiones extraordinarias, de 168 millones € en el primer semestre del año. un 10,6% menos que en el mismo periodo del año anterior. Esta variación se debe a la intensa reducción de los márgenes por los bajos tipos de interés, la supresión de las cláusulas suelo y la dotación de 52 millones al Fondo Único de Resolución del BCE.

Como ya había anunciado la entidad en la ampliación de capital y con el fin de acelerar el ritmo de desinversión de activos no productivos y potenciar así las fortalezas de su negocio principal, el banco ha dedicado 106 millones € a provisiones extraordinarias. Al anticipar dichas provisiones, en el segundo trimestre estanco el beneficio reportado ha sido cero, por lo que el beneficio neto acumulado del primer semestre de 2016 es de 94 millones €.  Si no se hubieran llevado a cabo las provisiones extraordinarias, el beneficio neto en el segundo trimestre estanco ascendería a 74 millones €. Los resultados del banco se basan, una vez más, en los ingresos procedentes de la actividad recurrente de banca minorista.

En cuanto al análisis de la cuenta de resultados, el margen de intereses experimenta un descenso del 4,1% respecto al primer semestre de 2015, alcanzando los 1.080 millones de euros. Esta variación se debe al impacto por la eliminación de las cláusulas suelo, que ha sido de 47,1 millones €, y a la menor aportación de 15 millones € de la cartera de renta fija. Por el contrario, la contribución del negocio típico bancario aumenta en 16,8 millones € y continúa siendo el principal soporte del margen de intereses. 

Excluyendo el impacto de la eliminación de las cláusulas suelo, este margen alcanza los 1.127 millones, uno de los más elevados del sector medido sobre activos totales medios. Por su parte, los negocios desarrollados mediante alianzas estratégicas han mostrado una evolución muy positiva durante este semestre y una aportación relevante al beneficio del grupo, con un importe de 66 millones €, un 91,7% más. Las comisiones alcanzan los 277 millones €, un 5,6% menos, y el ROF se sitúa en 192 millones €.
De esta forma, el margen bruto se sitúa en 1.590 millones, un 12,1% menos que en el primer semestre de 2015.

El aumento de los ingresos recurrentes del negocio, que se ven afectados por el impacto de las cláusulas suelo y, también, por la aportación al Fondo Único de Resolución. 

Las ratios de solvencia mejoran en el semestre, siendo el principal motivo el aumento de capital de 2.505 millones de euros que ha elevado la ratio de CET 1 fully loaded pro-forma al 13,55% y la ratio CET 1 phase-in 15,25%. La ratio de apalancamiento phase-in alcanza el 7,15%. La ratio LCR a finales del primer semestre se sitúa en el 161%, ampliamente por encima del mínimo exigido.

En el primer semestre de 2016 se han registrado plusvalías por un importe de 92,2M€. La ratio de cobertura de NPAs del Grupo se situó a junio de 2016 en el 37%, que en términos pro-forma post ampliación y las provisiones potenciales indicadas en la nota 29 sobre factores de riesgo de la información financiera intermedia elevaría esta ratio hasta el 50%.

En el primer semestre de 2016 el volumen de activos improductivos ha seguido bajando apoyado en el comportamiento de la venta de inmuebles y una nueva reducción del saldo de dudosos.  Concretamente, en el negocio inmobiliario y asociado, el saldo de morosos netos se ha reducido en los últimos doce meses en 118 millones de euros (un 1,6% interanualmente), continuando con la tendencia descendente iniciada ya en 2014. Adicionalmente, el volumen de ventas de inmuebles ya acumulan 1.075 millones de euros en los primeros 6 meses de 2016. Cabe resaltar que las ventas de inmuebles siguen un patrón muy equilibrado en cuanto a calidad y con un aumento significativo de la venta de suelos.

Popular ha nombrado a Pedro Larena consejero delegado de la entidad en sustitución de Francisco Gómez, que ha llegado a un acuerdo de prejubilación con el banco. Popular agradece a Francisco Gómez su dedicación durante los treinta años que ha permanecido en el Grupo y reconoce su capacidad de gestión: durante su periodo como consejero delegado ha impulsado de manera notable la actividad comercial.