Esta semana acabaremos de conocer las cuentas de los bancos españoles cotizados en el Ibex 35. Todo apunta a que sólo Sabadell y Bankinter lograrán mejorar sus números con respecto a la campaña semestral de 2015 y que, en cambio, BBVA y Popular serán los que registren más descenso de beneficios.
 
Tras conocer las cuentas de Bankinter, Sabadell y Bankia, el próximo banco en desfilar por la pasarela de resultados será el más grande, Santander. La entidad presidida por Ana Patricia Botín rendirá cuentas el próximo miércoles 27 de julio. Según el consenso de mercado Santander habría obtenido un beneficio neto de 3.171 millones entre enero y junio, una cifra un 7,44% por debajo de los 3.426 millones cosechados en el mismo periodo de 2015. El paso pasado Santander apoyó sus cuentas en sus tres principales países: España, Reino Unido y Brasil. En cambio, este año Brasil está de capa caída y, por suerte, el impacto del Brexit aún no se reflejará en las cuentas que presente este miércoles.
 

Dos días después se nos juntarán las cuentas de BBVA, Caixabank y Popular. Para BBVA el consenso espera un descenso del beneficio de casi un 40%, hasta los 1.660 millones de euros. Debemos recordar que el primer semestre de 2015 con el que comparamos estuvo marcado por las plusvalías generadas por la venta de su participación en el chino Citic y la incorporación de Catalunya Banc. Sin tener en cuenta estas plusvalías el beneficio del primer semestre de 2015 habría sido de 2.031 millones y, entonces, el descenso comparativo de los beneficios de este año sería menos de la mitad, un 18.
 

Para Caixabank el mercado está esperando un beneficio semestral de 685 millones, lo que comparado con los 708 millones generados en exacto periodo del año pasado, supondría un descenso del 3,2%, la menor caída de beneficios del sector. Hay que tener en cuenta también que en el primer semestre de 2015 Caixabank elevó su beneficio un 75% gracias a la compra de Barclays Bank.
 
En cambio, el peor parado de esta temporada de resultados será Popular, de hecho, la directiva ya ha tomado medidas y se halla en un pleno plan de reestructuración, tras realizar una ampliación de capital de 2.500 millones de euros y proyectar un ajuste de plantilla que le permitirá ahorrar 150 millones anuales. Así todo, los expertos vaticinan que Popular comunicará un beneficio neto de 96,5 millones de euros, lo que supondrá reducir casi a la mitad los 188 millones logrados hasta junio de 2015. En el mismo periodo del año pasado Popular lograba mejorar sus beneficios un 7,2%, pero gracias al recorte de provisiones, pues los márgenes siguieron reduciéndose (el margen bruto cayó un 18% y el típico de explotación un 26,3%).

Los que ya han rendido cuentas…
Sabadell y Bankinter han sido los únicos bancos que ya han declarado una mejora de sus beneficios con respecto al primer semestre del año pasado y, todo apunta a que serán los únicos que lograrán esta hazaña en la actual campaña. Precisamente su mejora de beneficios ha venido impulsada por adquisiciones.

Bankinter ganó 286 millones de euros hasta junio tras consolidar su negocio en Portugal, lo que supone una mejora de un 45% con respecto al mismo periodo de un año antes. Sin tener en cuenta el fondo de comercio negativo (badwill) de la operación de compra de la red minorista de Barclays en Portugal, el beneficio neto del banco sería de 203 millones de euros, un 2,9% superior al de Junio de 2015; y el beneficio antes de impuestos: 286,8 millones, un 3,2% más.

Banco Sabadell comunicó una mejora de sus números. Durante los seis primeros meses del año obtuvo un beneficio neto de 425,3 millones, un 20,7% más gracias a la inclusión de TSB en sus cuentas. Además, su previsión es cerrar el ejercicio 2016 con un beneficio algo por debajo de los 800 millones de euros, frente a los 708,4 millones que ganó en 2015, aunque el Brexit le pueda pasar cuenta por su exposición al mercado británico con TSB.
 
En cambio, Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 481 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un 13,4% menos que en igual periodo del año anterior. La entidad achacó este descenso a la desconsolidación de City National Bank (CNB) de Florida tras su venta en 2015, la depreciación de los bonos de la Sareb y la bajada de los tipos de interés.

 
resultados bancos primer semestre