Los resultados de Telefónica son mejores de lo esperado por el tema Latinoamérica. En general, tenemos una visión positiva de la operadora pues el sector se está beneficiando de la racionalización de la competencia en Europa.

Además, venimos de crecimientos muy deprimidos, un mercado desinflacionista y esto podría cambiarlo.

De la bolsa, es difícil prever lo que hará porque la volatilidad es muy elevada. El proceso de consolidación iniciado hace unas semanas con los bonos va a continuar, irá de la mano de la evolución de la renta fija pero no esperamos grandes caídas.

Declaraciones a Radio Intereconomia