MADRID, 11 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .-
Lo de menos es si en la sesión de hoy vamos a rebotar un 1% o más o si nos damos la vuelta a la baja en la segunda parte de la sesión. El daño está hecho, y me refiero a que los máximos y mínimos decrecientes en nuestro selectivo, al igual que en el resto de Europa están ahí. De hecho, podríamos rebotar de forma relativamente sencilla hasta los 10.850 puntos, que es donde tenemos la primera de las resistencias, sin que el Ibex 35 dejara atrás su actual tendencia correctiva o bajista de corto plazo.

La fuerte “sobreventa” acumulada apunta a eso, a un rebote de cierta entidad. Pero si observamos el gráfico semanal de largo plazo resulta que tenemos el estocástico claramente girado a la baja y esto, en la mayoría de las ocasiones, suele indicar que lo más probable es que la tendencia bajista, con sus fuertes rebotes intermedios, se prolongue a lo largo de las próximas semanas.


De todas formas échenle un ojo al gráfico semanal de largo plazo y háganse la siguiente pregunta: ¿Qué supondría que el Ibex 35 buscara la zona de los 9.900-10.000 puntos que es por donde pasaría la actual directriz alcista? Pues nada, absolutamente nada. Resumiendo, no descartamos un rebote en el corto plazo con la intención de volver a marcar nuevos mínimos dentro de la actual fase correctiva, pero desde luego que lo que no tiene sentido es hablar de cambios en la tendencia primaria de nuestro Ibex 35, que es y seguirá siendo alcista por mucho tiempo.

José María Rodríguez