El Tesoro Público ha colocado 4.100 millones de euros en letras a tres y nueve meses. El monto captado ha estado por encima del máximos previsto, aunque el organismo tamibén ha tenido que elevar los tipos de interés ofrecidos.


En concreto, el Tesoro ha colocado 995,43 millones de euros en letras a tres meses, con una rentabilidad marginal del 0,064%, por encima del 0,040% de la subasta anterior, que fue un nuevo mínimo histórico. La demanda ha superado en 2,3 veces lo adjudicado (3,2 veces la ocasión anterior).

En las letras a 9 meses, el organismo ha colocado entre los inversores 3.097,18 millones de euros, con un tipo marginal del 0,155%, también ligeramente por encima del mínimo histórico del 0,115% que ofreció en la subasta anterior del mismo tipo de papel, mientras que la demanda ha superado en 1,5 veces lo colocado (2,3 veces en la emisión previa).

Según José Luis Cárpatos, analista independiente, "ha sido una buena colocación con subida de tipos que empieza a encontrar apoyo en las malas perspectivas de la economía y el peligro de la desestabilización de Cataluña. En términos reales, los tipos siguen siendo bajos gracias al BCE"