MADRID, 10 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Salvo en Japón, los principales selectivos asiáticos cotizan con compras tras la confirmación en las actas de la Reserva Federal (Fed) que no hay cambios en el camino de la política monetaria y a pesar de los débiles datos de China.
Las actas de la Fed han confirmado que la autoridad monetaria pondrá fin a su programa de compra de activos en octubre, ninguna novedad al estar en línea con las expectativas del mercado. Sin embargo, los miembros han señalado que “la política monetaria tiene que seguir promoviendo las condiciones financieras favorables que son necesarias para apoyar la expansión económica”.

Aunque el comercio de China ha mejorado en junio, los datos han quedado por debajo de lo esperado. Las exportaciones han subido un 7,2%, frente al aumento anterior del 7,0% y en comparación con el crecimiento del 10,6% que esperaba el consenso. Las importaciones han aumentado en un 5,5%, por debajo del 5,8% previsto, pero se han recuperado del descenso anterior del 1,6%. “Todavía está en línea con una estabilización del crecimiento en China, aunque no tan fuerte que esperábamos”, han comentado los estrategas de AMP Capital Investors. Estos expertos creen que los inversores han sido demasiado pesimistas con la segunda mayor economía del mundo y que “estos datos son una prueba de la estabilización del crecimiento en vez de un colapso”.
No obstante, el plan macro de Japón ha dado malas noticias con la publicación de un descenso récord en los pedidos de maquinaria para el mes de mayo. Han bajado un 19,5%, frente a la subida del 0,9% esperado y, como indicador de gastos de capital, ponen en duda la recuperación. “Estas cifras muestran que la enorme subida de enero a marzo en los gastos de capital sólo fue una aberración (…) Si no hay una demanda creciente no puedes esperar crecimiento en los gastos de capital”, han comentado los expertos de Daiwa Securities.
J.M.