La tienda on-line ha publicado unas pérdidas de 126 millones de dólares entre abril y junio, superiores a los 7 millones de hace un año.

La subida de los ingresos, que han aumentado un 23%, hasta los 19.340 millones, no ha sido suficiente, ya que los gastos de explotación han crecido un 24%, hasta los 19.400 millones.

En este periodo, el beneficio por acción (BPA) de Amazon arrojó un negativo de -0,27 dólares, una diferencia de 0,12 dólares respecto a las previsiones.

Tras publicar estas cifras, la compañía de Jeff Bezos cae con fuerza en el after hours, en torno a un 6%.

LA ESTRATEGIA DE BEZOS

Desde los inicios de Amazon, Bezos ha hecho fuertes inversiones para expandir la marca y fidelizar clientes. La compañía está construyendo nuevos almacenes, lanzando nuevos servicios y dispostivos electrónicos y ampliando las categorías de productos que ofrece, lo que exige grandes desembolsos.

Amazon empezó a publicar pérdidas trimestrales en 2012, rompiendo casi una década de beneficios.