Alma Consulting Group, consultora líder en Europa en asesoramiento operacional y optimización de costes, ofrece a las empresas su servicio de optimización de la fiscalidad local, a través del cual ha generado a sus clientes, en los cuatro años que lleva operativo en nuestro país, un ahorro sustancial recurrente.

En la actualidad, el valor catastral es la base imponible de diferentes impuestos indirectos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), las plusvalías, el Impuesto de Actividades Económica (IAE) y se está convirtiendo en la de otros de reciente creación como la tasa de basura o el recargo por transporte público, por lo que es importante tener en cuenta que el inmueble soporta una carga impositiva elevada y además no es estático ya que su valor se modifica con el paso del tiempo.

Según estimaciones de Alma Consulting Group, en más del 80% de los inmuebles existen discrepancias de valoración catastral.

Muchas de las actuales ponencias de valoración catastral proceden de finales de los noventa, siendo el resultado de unos parámetros de valoración masiva para cualquier tipo de inmueble según zonas homogéneas de valor en el momento en el que se hicieron los trabajos y estudios de valoración catastral. Las desactualizaciones provienen, como consecuencia de lo anterior, porque las ponencias de valores no son tan flexibles y dinámicas como el propio mercado y con el paso del tiempo crean desajustes en 1 ó 2 ejercicios.

Por otro lado, por temas de ajustes presupuestarios y de plazos la administración no siempre cuenta con los medios para proceder a una valoración individualizada correcta de todo el parque inmobiliario de España. Por este motivo, no siempre el valor catastral se ajusta al valor real del inmueble. De hecho, de acuerdo con datos de Alma Consulting Group, actualmente el 60% de los activos está por encima de su valor y el 30%, por debajo, lo que origina una imposición indebida a las empresas. Por ejemplo en el caso del IBI, se estima que un 65% de las organizaciones sufren sobreimposiciones fiscales en este impuesto.

"Hoy en día, las empresas se encuentra en la tesitura de reducir sus gastos si quieren ‘sobrevivir´ en un entorno cada vez más competitivo", señala Emmanuel Mielvaque, Director General de Alma Consulting Group. "La carga fiscal que soportan las organizaciones está aumentando. Ayudar a las empresas a detectar una desviación entre el valor catastral,la contribución fiscal obligatoria, el elemento esencial para la evaluación de otras cargas fiscales, y el valor real del inmueble; y recalcularlo en virtud de la ponencia de valores, que aseguran que los activos se han valorado correctamente, es fundamental para que las empresas sólo paguen por el valor real del edificio y, en consecuencia, optimicen su base imponible de cara a las diferentes cargas fiscales a las que deben hacer frente".

Fiel a su filosofía de trabajo de remuneración basada en los resultados obtenidos para el cliente (success fee), Alma Consulting Group cuenta en España con un centenar de empresas que ya han utilizado este servicio, que está pensado tanto para aquellas compañías que tengan un inmueble convencional como para aquellas que tengan uno de características especiales como centrales nucleares o térmicas, autopistas, puertos, aeropuertos, etc.,

Estrategias de Inversión
Agosto comienza con cinco acciones del Ibex 35 con un potencial superior al 55%
Agosto comienza con cinco acciones del Ibex 35 con un potencial superior al 55%

Después de cuatro años en funcionamiento, Alma Consulting Group realiza más de un millar de consultas anuales sobre temas de optimización de fiscalidad local y atesora un 80% de éxito en los inmuebles analizados.

La compañía

Alma Consulting Group es la empresa líder en Europa en asesoramiento operacional desde hace más de 24 años. Además de tener oficinas en España, en Madrid y Barcelona, también está presente en Alemania, Bélgica, Canadá, Francia, Hungría, Israel, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido y la República Checa.

Alma Consulting Group está especializada en la búsqueda de ahorros para sus clientes. Ofrece una amplia gama de servicios en diferentes áreas: la financiación de la innovación; optimización de la fiscalidad local y reducción de los gastos generales.

La filosofía es la remuneración basada en el resultado conseguido y todo ello sin ningún tipo de riesgo ni cambios organizativos para sus clientes.

Alma Consulting Group cuenta con una plantilla formada por 1600 empleados, una facturación de 271 millones de euros en el año 2009 y más de 10.000 clientes de todos los sectores de actividad.