MADRID, 03 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- Dos sesiones de 2014 y el partido queda en tablas. La primera de las jornadas de este nuevo año fue bajista, pero este viernes ha cerrado con alzas del 0,5% de media en las plazas europeas, y con un Ibex 35 que por poco no se sube por encima de los 9.800 puntos, y arrancará el lunes desde los 9.798 puntos tras anotarse un 0,39%. Destacan las alzas de más del 2% de la bolsa de Lisboa hoy pero, sobre todo, destaca en España el buen comportamiento del mercado de deuda, con la rentabilidad del bono a 10 años bajando alrededor de un 7% en dos días, desde el entorno del 4,15% al 3,9% actual, y perforando el soporte del 4% “con suma facilidad”, indica el estratega de IG, Daniel Pingarrón. En los plazos más cortos, la evolución está siendo más intensa aún, con el dos y el cinco años en mínimos récord.

Explica Pingarrón que, “más allá de un buen dato de PMI manufacturas publicado ayer, y sobre todo, el buen dato de empleo de hoy, el movimiento que estamos observando probablemente obedezca a algún tipo de cuestión circunstancial o táctica, como un reordenamiento de las carteras de los inversores institucionales”. Estos podrían haber deshecho posiciones a finales del año pasado ante los temores de que el Banco Central Europeo (BCE) penalizase la tenencia de títulos de deuda soberana en los balances bancarios durante los tests de estrés de este ejercicio. “No existen razones estructurales más sólidas, y el movimiento en el mercado de deuda no está siendo acompañado por otros activos con los que la deuda española está muy correlacionada, como el Ibex, los bancos o el Euro”, subraya. Y concluye: “En un ejercicio en el que el Tesoro Español emitirá más de 240.000 millones de euros, aumentando claramente la oferta de bonos españoles, estos niveles están muy cercanos al óptimo de financiación y dejan poco espacio para las mejoras”.

El estratega de IG reconoce que el bajo volumen de estas fechas ha podido exagerar los movimientos. De hecho, la verdadera actividad volverá por completo a partir del lunes cuando comience la primera semana completa de 2014. Y lo hará con fuerza, con un calendario intenso de citas para los inversores, como la primera decisión de tipos de interés del BCE este año y el Informe de Empleo del mes de diciembre en Estados Unidos. Además, el gigante del aluminio Alcoa dará el jueves el tradicional pistoletazo de salida a la temporada de resultados anuales al otro lado del Atlántico.

La cita en Frankfurt será, como siempre, el jueves a las 13:45 horas, cuando se publicará la decisión de tipos de la autoridad monetaria del Viejo Continente. El consenso no espera movimientos en el precio del dinero, pero “al BCE le queda trabajo por hacer este 2014”. Así titulan los expertos de Capital Economics un informe en el que esperan una reunión de enero sin cambios, pero más medidas a lo largo del ejercicio. Pronostican que el banco central de la moneda única actúe este año para combatir una combinación de factores peligrosos para la estabilidad del euro: un crecimiento en la Zona Euro aún débil; una divisa “peligrosamente fuerte”; y una liquidez pobre.

Recuerdan en Capital Economics que el equipo de Mario Draghi decidió recortar los tipos en noviembre y que, en su última reunión, la de diciembre, el presidente del BCE fue muy prudente, una prudencia que no significa nada al hablar del banquero italiano. También recuerdan que, a diferencia de su antecesor, Jean-Claude Trichet, que acostumbraba a telegrafiar en sus mensajes las acciones futuras, Draghi ha demostrado capacidad para sorprender al mercado.

Sobre la mesa de la sede de Frankfurt no solo hay herramientas como más bajadas de tipos de interés, sino que hace meses que especulan con inyecciones de liquidez a largo plazo par los bancos (LTROs) vinculadas a la obligación de dar préstamos o tasas negativas para los tipos sobre depósitos, que también potencien que fluya el crédito al desincentivar a las entidades a aparcar sus reservas en el BCE. De hecho, cambios en el precio del dinero en la Zona Euro parecen lo menos probable, al menos de momento. El primer sondeo de la agencia Reuters de este 2014 indica que el grueso de los economistas consultados espera que no haya cambios en los tipos hasta mediados de 2015.

En cuanto al Informe de Empleo de diciembre en Estados Unidos, que se conocerá el viernes a las 14:30 hora española, el consenso espera en este momento que se crearán 194.000 puestos de trabajo durante el mes pasado y que la tasa de desempleo se mantenga estable en el 7%. El sentido del impacto de esta referencia entre los inversores ha variado en los últimos meses. Desde que a mediados del año pasado, el presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, mencionara por primera vez el tapering, un positivo Informe de Empleo era mal interpretado por los inversores, porque animaba a la Fed a iniciar la retirada de estímulos: aquel “good news, bad news”. Sin embargo, en los últimos meses del año, por fin la relación entre realidad económica y reacción de las bolsas se hacía directamente proporcional y unos buenos datos del mercado laboral se convertían en alzas en la medida en que mostraban una mejora de la actividad.

El tapering comenzó en diciembre, y las bolsas reaccionaron muy bien, por lo que una creación de empleo fuerte el viernes, que para Investec rondaría las 200.000 nóminas, ya no tiene por qué provocar caídas en Wall Street.

María Gómez

Especial 15 aniversario de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión celebra en Noviembre, su 15 aniversario y hemos preparado algo muy especial para todos los usuarios del portal.

Celebra con nosotros 4 grandes eventos totalmente gratuitos. ¡No te lo puedes perder!

Apuntate gratuitamente pinchando aquí. 

 

 

Pide información