MADRID, 04 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- ACS ha confirmado esta mañana antes de la apertura la noticia que ayer adelantaba Expansión: emitirá 700 millones de euros en bonos a cinco años convertibles en acciones de Iberdrola. Aunque la eléctrica fue mucho tiempo objetivo del grupo capitaneado por Florentino Pérez, pese a la tenaz resistencia a su “control” que oponía la compañía vasca, lo cierto es que la crisis nos pasa factura a todos (eso sí, a unos más que a otros). La constructora apurada por un pasivo en constante ascenso y un “ladrillo” en caída libre, comenzó en 2012 su “marcha” de la corporación liderada por Ignacio Galán para reducir su deuda. Y si en algo coinciden los analistas al valorar esta emisión es que es positiva en términos de desapalancamiento.

Es más, Bankinter opina que se trata de una operación “con más ventajas para ACS que para Iberdrola (…) aunque no inmediatamente, representa cierta 'presión de papel' sobre la eléctrica, especialmente si consideramos la posibilidad de que la constructora vaya vendiendo poco a poco el resto de la participación que tiene y que no queda afectada por esta emisión”. Por otra parte, la firma destaca que la compañía de Florentino Pérez “conseguiría reducir algo su deuda y cancelar el compromiso del equity swap (…) el coste para ella es reducido incluso en el caso de que se estableciese la TIR de los bonos en el nivel superior del rango indicado, ya que la rentabilidad por dividendo estimada de Iberdrola es 6,8%; es decir, con los dividendos paga holgadamente los intereses de los bonos”.

Por su parte, Renta 4 coincide al explicar que esta emisión supone “dar continuación a la estrategia de salida del capital de Iberdrola iniciada el año pasado y de reducción de deuda. No esperamos impacto en cotización”, matiza. En el mismo sentido se pronunciaban ayer los expertos de Ahorro Corporación Financiera (ACF) al afirmar que esta “sería una muy buena opción para que ACS refinancie el equity swap con Natixis, ya que podría permitirle reducir el coste de su pasivo. Además, en el caso de llegar a convertirse, se desharía del resto de su participación en la eléctrica de forma ordenada”.

DETALLES DE LA OPERACIÓN

Emisión de bonos a cinco años convertibles dirigida a institucionales, por un nominal de 100.000 euros, con una rentabilidad (TIR) en el rango del 2,625% y el 3,375% (cupón fijo pagadero a trimestre vencido) y vencimiento exacto el 22 de octubre de 2018. Llegado este momento el bonista tiene la opción de recibir acciones de Iberdrola que hoy ACS tiene en cartera (aproximadamente supondrá un 2% del capital, matiza Bankinter).

Se desconoce por el momento la TIR exacta porque hoy se realizará la prospección de la demanda, en función de cuyo resultado se fijará la misma. Por su parte, el precio de conversión se calculará sumando a la cotización de Iberdrola en el momento de vencimiento una prima de entre el 28% y el 35% (tampoco fijada aún).

ACS podrá amortizar a la par anticipadamente los bonos a partir del 12 de noviembre de 2016 si la cotización de Iberdrola superase el 130% del precio de canje durante al menos 20 sesiones en cualquier periodo de 30 días bursátiles consecutivos. Los bonistas tienen la opción de salida (exigir amortización con intereses devengados) de dicha fecha en el caso de que se produzca un cambio en el control accionarial de la constructora.

Los bonos cotizarán en Frankfurt. ACS dedicará los fondos de la emisión a cancelar parcialmente el equity swap que tiene con Natixis sobre acciones de Iberdrola (por aproximadamente el 4,5% del capital).

A estas horas, ACS sube un 0,44%, hasta los 24,0150 euros; e Iberdrola cede un 0,58%, hasta los 4,2670 euros.

S.C.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar