El beneficio de ACS se situó en 233 millones de euros, lo que implica  un aumento de un 6% más que un año antes.  La constructora hubiera ganado un 15% más si se excluyese la contribución de Urbaser en 2016, es decir, con un perímetro comparable.

Durante los tres primeros meses del año, las ventas  de ACS crecieron un 11,2% hasta 8.357 millones de euros. “la buena evolución de la producción en este trimestre, especialmente la actividad de construcción que crece un 14,8%, confirma la tendencia de crecimiento iniciado en el segundo semestre de 2016”, afirman en la compañía.

ACS primer trimestre

América del Norte sigue siendo la región que más ingresos aporta al grupo, en concreto un 42% de las ventas.  En estos momentos Europa genera un 20% de la cifra de negocios, como Australia, Asia un 9%, América del Sur un 6% y África el restante 2%.  De nuestro país proceden un 13% de las ventas totales.

Durante el período, la cartera de proyectos terminó en 68.092 millones de euros, un 15,0% más que un año antes.

Por actividades, la de construcción ha crecido más de un 26% gracias a HOCHIEF y sus filiales, cuya contribución al beneficio consolidado del Grupo aumenta en un 39,4%.

Por otro lado, el beneficio neto del área de Servicios Industriales crece un 4,6% gracias al impulso de la actividad internacional y la estabilización del mercado español.

A finales de marzo, la deuda neta del Grupo ACS era de 1.695 millones de euros, lo que implica una caída de casi un 56% con respecto al año pasado. Esta cifra es un 72% inferior a la de hace cuatro años. Afirman en la compañía que “la mejora en los flujos de fondos operativos de las actividades y la activa política de desinversiones del Grupo, en la que destaca la venta de Urbaser en diciembre de 2016, son las claves de esta buena evolución del endeudamiento neto del Grupo”.