Abertis cerró el ejercicio 2013 con un beneficio neto de 617 millones de euros en 2013, un 40% menos que un año antes por el efecto de las menores plusvalías contabilizadas respecto a 2012.

Si se descuenta el efecto de los extraordinarios, el resultado de Abertis aumentó un 6,5% hasta situarse en 574 millones, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) avanzó un 23,6% respecto a 2012, hasta los 2.923 millones de euros.

La facturación de Abertis creció un 25% en 2013, hasta sumar 4.654 millones de euros. Casi las dos terceras partes de los ingresos se generaron fuera de España, principalmente en Francia, Brasil y Chile. Del total de ingresos, un 90% se genera en la actividad de autopistas, mientras que el 10% restante corresponde al sector de telecomunicaciones, tras la venta de la división de aeropuertos.

La compañía propondrá a la Junta de Accionistas, convocada para el próximo 1 de abril, el pago de un dividendo complementario de 0,33 euros brutos por acción, así como una ampliación de capital liberada de una acción nueva por cada 20 antiguas.

El tráfico en el conjunto de la red de autopistas de abertis registra en 2013 un incremento del 1,5%. Destacan los avances en Chile (7,8%) y Brasil (3,9%). En España, donde se frena la caída en el último trimestre, destaca el tráfico de vehículos pesados, que vuelve a crecer por primera vez desde 2007.

En telecomunicaciones los resultados de 2013 incorporan dos meses de integración global de Hispasat (aportan 15 millones adicionales de Ebitda), así como el negocio de torres de telefonía móvil (5 millones adicionales de Ebitda).

La deuda neta del Grupo se redujo en 2013 cerca de 1.000 millones (-7%), y el ratio de endeudamiento (Deuda Neta/Ebitda) mejoró desde 5.7x hasta 4.5x.