Abengoa ha anunuciado de forma oficial ante la CNMV que el pasado miércoles 25 de noviembre presentó, ante del Juzgado de lo Mercantil de Sevilla, el preconcurso de acreedores.  

Abengoa lo ha hecho oficial, al menos a ojos de la CNMV. La compañía ha informado de que el pasado miércoles 25 de noviembre solicitó el preconcurso de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla. La notificación llega después de que la compañía haya perdido en bolsa más del 70% y se haya decicido, por acuerdo del CAT, excluirla del Ibex35 tras no conseguir un acuerdo con Gonvarri de financiación. 

Ahora la compañía tendrá tres meses - ampliabales a cuatro  - para alcanzar un acuerdo de refinanciación con la banca. Un período del que tendrá que salir un convenio que evitará entrar en concurso de acreedores, que dejaría a la compañía en liquidación y supondría la mayor quiebra de la historia de nuestro país. Un lugar que a día de hoy ocupa Martinsa Fadesa. 


Se estima que la compañía dejaría un "agujero" de 7.000 millones de euros aunque hay expertos que fijan una deuda de 9.000 millones para la compañía. Ayer la propia compañía pidió a los bonistas que formen un comité para facilitar reuniones y señaló que la situación da motivos para que los bonistas se organicen y las reuniones se hagan de forma más eficiente. En total, Abengoa cuenta con 2.840 millones en siete emisiones de bonos en euros y otras cuatro de 1.679 millones en dólares, lo que elevaría a 4.420 millones de euros su deuda en este formato. Una deuda que tendría un vencimiento promedio de 2,97 años y con un cupón del 7,43%.



Los bonistas, entre los que figuran nombres coo BlackRock, Sothic Capital o Pimco, habrían empezado a negociar ya directamente con la compañía, porque después es más complicado hacerlo con el administrador con el administrador concursal de turno, informa esta mañana Expansión.  Sin embargo, las negociaciones serán duras debido al comportamiento de cotización de estos bonos. 

De hecho, los títulos que vencen en marzo de 2016 por importe de 500 millones es han hundido más del 40% hasta cotizar con un descuento del 77%. A lo que se une la revalorización de los CDS, seguros de impago, por encima de los 3.000 puntos, lo que indica una situación de alto riesgo. Una situación que ha provocado que hay varios fondos  buitres sobrevolando  Abengoa, según fuentes financieras, aunque todavía es pronto pues no se ha producido ningún impago todavía.  

Ahora, eso sí, la estadística no es muy favorable cuando se habla de compañías que han solicitado el preconcurso de acreedores en nuestro país: el 90% de las que lo han solicitado, han terminado en concurso de acreedores