Abengoa ha comenzado a cotizar con caídas de casi un 70% después de haber estado suspendida toda la mañana tras conocerse que la ampliación de capital que necesita para seguir viva esté a punto de irse al traste. 
El Grupo Gonvarri, que había comprometido 650 millones de euros para salvar la empresa ha decidido no participar en una operación corporativa que pone en tela de juicio la supervivencia de una compañía sin pasar por el concurso de acreedores.

En sólo una semana, Abengoa se ha dejado 530 millones de su capitalización en bolsa y ahora apenas vale menos de 300 millones de euros. Pero, ¿Quiénes se frotan las manos y calientam sus bolsillos con esta noticia?

Además de los que han comprado cuando la compañía ha comenzado a cotizar con descensos de casi el 70% y han vendido cuando cae menos del 50%, sin duda los cortos.

En principio, esas firmas de inversión que han apostado a corto por la compañía, ya sea porque no se creían mucho la vía de escape o bien porque simplemente son especuladores. A estas horas en la web de la CNMV aparecen cinco entidades: GLC Partners, Och-Ziff Management Europe, Sothic Capital Management, Carmignac Gestion y TT International. Entre todas las firmas tienen un 4.09% del capital de la compañía.

En total, los cortos tienen un 6,24% del capital, aunque el porcentaje se ha reducido desde el 8,50% que tenían en agosto.
La que más posiciones cortas abiertas tiene es Sothic Capital Management. Se trata de un fondo buitre lanzado en 2009 por un ex directivo de trading de JP Morgan. En la actualidad tienen un 1,320% del capital de la sociedad andaluza en cartera. Precisamente, la firma comunicó ayer un aumento de esta posición desde 1,240%, con lo que en apenas 24 horas han ganado más de un 50% de la última cantidad invertida.

Los otros cortos más altos son Och-Ziff Management Europe, con una posición del 0.890% del capital. Ellos han ido reduciendo esta participación desde el 2% que es la máxima cantidad que tenían en cartera en mayo de este año.
La siguiente es TT International, seguida por Carmignac Gestión y GLC Partners.

Por cierto, que la propia Abengoa mantenía un porcentaje de sus acciones en autocartera de más de un 6% que en estos momentos vale un 50% menos de lo que valía ayer al cierre. La compañía que antes presidían los Benjumea no gana para disgustos.

Los mayores accionistas de Abengoa son la familia Benjumea que hasta ahora habían dirigido la compañía y ayudado a construir una deuda que a los mercados les está costando digerir. Hace un mes, en el pacto que habían acordado para sacar adelante la ampliación de capital salieron de la gestión. En lo que va de año su participación, que es de más de un 57%, pierden más de un 70%.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:

Abengoa vuelve a cotizar con caídas de un 69% tras la vuelta al parqué


¿En manos de quien está la deuda de Abengoa?