Los resultados de DIA no gustaron al mercado y la respuesta ha sido una penalización de más del 20% en su cotización. Una estimación mayor en beneficios de la que posteriormente publicó la compañía le dejan en niveles que no veía desde finales de 2014. 
 
De hecho, hoy sigue marcando un nuevo mínimo anual y se convierte en el valor más penalizado de la bolsa española al recortar más del 4% en la sesión. Una caída que desde el 25 de octubre- fecha en la que publicó sus resultados, se amplía hasta el 20%.
 
El hecho de que el mercado esperara un crecimiento en beneficios del 30% y finalmente quedara en un 3%. Unas cuentas que sirvieron de excusa para caer en una compañía que ya venía marcando un lateral. 
 
La empresa, entre 2012 y 2015, realizó “un rally espectacular en el mercado español hasta duplicar su cotización. Pero desde entonces todo negro ha sido para sus intereses. Diversos han sido los factores que han llevado a ese cambio pero lo que está claro es que el presente no le sonríe”, afirma la redacción de Estrategias de Inversión.
 
Por tanto, DIA es protagonista en estos últimos días, pero del top bajada de la bolsa, debido a su violento impulso bajista registrado recientemente. José Antonio González, analista de Estrategias de inversión, considera que el suelo a corto plazo de DIA se encuentra, precisamente, en los 4,591, soporte que de ser alcanzado registraría un claro extremo bajista de mercado.

Las posiciones a corto plazo del valor son bastante elevadas, superan el 14% del capital y esto hace que la especulación sobre sus acciones aumente. Algunos fondos han elevado las posiciones-bajistas-que mantenía.
 
BlackRock Investment Management UK, ha aumentado su posición que era bajista hasta el 0,98%, mientras que la anterior fue del 0,88%. La firma analista Capital Fund Management ha aumentado hasta el 0,5% del capital, mientras que el anterior era del 0,49%. Así, aumenta la especulación y la volatilidad de sus acciones.