La proximidad a la zona de soporte entre 1,14 y 1,15 se hace notar, y el cambio genera unos primeros síntomas de agotamiento vendedor.

La zona no carece de importancia, al haber sido dura resistencia durante más de dos años. Los indicadores semanales han corregido toda la sobrecompra alcanzada y parecen favorecer un nuevo ataque a los máximos septiembre en 1,21. A corto plazo habrá de superar la resistencia en 1,17.

 

 

Recomendación: COMPRAR encima 1,17