Las acciones de Zynga se desploman en bolsa con caídas cercanas al 20% después perder 13 millones de dólares en el segundo trimestre del año, por la caída de usuarios de sus productos en Facebook. Detrás de la desgracia del fabricante de juegos podría estar la adicción creada entre los usuarios de esta red social por el azúcar de los caramelos de Candy Crush.
Probablemente los directivos de Zynga  hayan tenido pesadillas la pasada noche con caramelos que explotan en una pantalla mientras arrasan granjeros y mazorcas. Y es que las granjas del FarmVille que hace un par de años eran la estrella de los juegos entre los usuarios de Facebook han perdido todo su atractivo a favor de otra plataforma, Candy Crush.

Lo que le ha ocurrido a este fabricante de juegos que durante mucho tiempo fue el principal proveedor de Facebook es que le han surgido competidores tan importantes que las ventas no han dejado de caer desde hace ya 4 trimestres.

Tal y como puede observarse en el siguiente gráfico, la caída de los ingresos se deben, básicamente, al desplome de FarmVille, que hace sólo un año aportaba casi 100 millones de dólares a la cuenta de resultados de la compañía. También caen las ventas de otros juegos, como el Póker. 



En concreto, los ingresos se han desplomado un 54% hasta 230 millones de dólares, cuando en el mismo trimestre del año anterior alcanzaban máximos muy cercanos a los 500 millones de dólares.

Pero el problema no es sólo ese. El descenso está muy relacionado con la caída de los usuarios activos, tanto diarios como mensuales. Además, caen también el número de jugadores de Facebook que están dispuestos a pagar por obtener privilegios en el juego. 



Tras la presentación de ayer, la empresa aseguraba a los expertos que van a apostar por su actual línea de negocio, la de los juegos online. De hecho, sacan a relucir que 3 de los 10 juegos más populares de Facebook tienen su sello.

En esta apuesta renuncian a entrar en otra línea de negocio, como las del sector de las apuestas online en Estados
Unidos. Habrá que ver cómo evolucionan en los próximos trimestres, ya que la empresa está estudiando la fórmula para remontar este mal momento.

Algunos expertos creen que la compañía debería empezar a conseguir adaptar sus juegos a las nuevas plataformas en dispositivos móviles.