El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió hoy en el Congreso que su Ejecutivo que desde 2004 su Ejecutivo ha bajado los impuestos "en 20.000 millones y dos puntos del PIB", dejando la presión fiscal en el 32,8% del PIB, la más baja desde 1995.
Asimismo afirmó que "lo más duro de la crisis ha pasado ya" la recuperación se irá produciendo "progresivamente y de manera más intensa" en 2010, para volver a tasas positivas de crecimiento en 2011. "Lo demás es pura demagogia", aseveró.

En su duelo semanal en la sesión de control en el Pleno del Congreso, el líder del PP, Mariano Rajoy le reprochó la "bofetada" a las clases medias que supone la subida de impuestos sobre carburantes y tabaco, así como la presentación del nuevo cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno "cinco días después de las elecciones europeas" que confirman, a su juicio, que los "brotes verdes" eran un "engaño más".

"Ahora que han pasado las elecciones, ¿van a decir la verdad y me puede decir si van a volver a subir los impuestos en 2009?", preguntó Rajoy, quien aseguró que el techo de gasto presupuestario para 2010 ha subido un 15% respecto al del ejercicio anterior, y no se ha reducido un 4,5%, como aseguró la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado. "Es mentira", remachó. 

LA SUBIDA DE HIDROCARBUROS ES MENOR QUE LAS DEL PP


Zapatero aseguró que la presión fiscal está en estos momentos en el 32,8%, la más baja desde 1995, frente al 34% en la que la dejó el PP en 2004. "Este gobierno ha bajado el IRPF por 10.000 millones de euros, en Sociedades por 4.000 millones, con 5 puntos menos, y ha suprimido el Patrimonio lo que ha supuesto 1.800 millones menos de presión fiscal.

Asimismo defendió que el aumento en los tributos sobre hidrocarburos es menor que las que impulsó el PP. "Claro que si lo hacen ustedes, es actualización", apuntó en tono irónico.

Zapatero pregunto a Rajoy si el FMI y la Comisión Europea, que "han cambiado cinco veces sus previsiones", son para los 'populares' también unos "mentirosos compulsivos", y exigió al PP "menos demagogia" y que tengan la "valentía" de reconocer que el Gobierno ha bajado los impuestos. 

"HÁGALE CASO AL BANCO DE ESPAÑA"

"Más seriedad y menos demagogia es lo que tiene que hacer usted si ha bajado la presión fiscal es que a bajado la actividad y la recaudación", replicó Rajoy, quien reprochó al jefe del Ejecutivo que "esté hipotecando el futuro" con el aumento del gasto público que retrasará al recuperación y aumentará el paro.

"Ya que no me hace caso a mí, hágale caso al gobernador del Banco de España (Miguel Ángel Fernández Ordóñez) y a todos los que le dicen que cambie su política económica", incidió el líder del PP. "Así va usted muy mal", zanjó.