El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy la 'Estrategia de la Economía Sostenible', que incluye un amplio conjunto de reformas estructurales, periodificadas en los próximos 18 meses, para que entren en vigor esta legislatura con el fin de modificar el patrón de crecimiento de la economía española.
Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para presentar la Ley de Economía Sostenible, cuyo anteproyecto de Ley aprobó el pasado viernes el Gobierno, Zapatero indicó que estas reformas afectarán a todos los ámbitos, incluido el mercado laboral y el sistema público de pensiones, ya que todos ellos pueden contribuir a la recuperación económica y al empleo.

En concreto, el jefe del Ejecutivo adelantó la revisión del sistema financiero para "ajustar" su tamaño al de las perspectivas de negocio "futuras", y añadió que, para ello, durante el primer semestre de 2010, el Gobierno, en colaboración con el Banco de España, velará porque el FROB sirva de "ayuda efectiva" a su proceso de reestructuración y reforzamiento de sus recursos propios.

Con posterioridad, añadió, el Ejecutivo promoverá, "con el necesario consenso", cambios regulatorios que incluirán, en su caso, la reforma de la Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros con el fin de reforzar su funcionamiento.

En el primer trimestre de 2010, el Gobierno aprobará también un plan integral de lucha contra el fraude fiscal, laboral y de las prestaciones de la Seguridad Social con nuevos medios e instrumentos.

PLAN DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO


Además de un conjunto de planes de modernización sectorial, que afectarán a la industria y al sector agroalimentario, entre otros, así como un nuevo modelo energético sostenible con horizonte a 2020, Zapatero también anunció para el primer trimestre de 2010 un plan del vehículo eléctrico y un programa de inversiones en infraestructuras para el transporte sostenible, que se licitará durante los ejercicios 2010 y 2011.

En materia laboral, el jefe del Ejecutivo adelantó que dentro del proceso de diálogo social, el Gobierno, "que no es mero espectador", evaluará en el primer trimestre de 2010 los siguientes aspectos: el sistema de negociación colectiva para mejorar la flexibilidad de las empresas, el fomento de la reducción de la jornada como instrumento de ajuste temporal de empleo, la revisión de las bonificaciones a la contratación, el refuerzo de los servicios públicos de empleo y la mejora de la intermediación laboral, medidas tendentes a reducir la temporalidad y la mejora del control de la incapacidad.

En el ámbito de las pensiones públicas, Zapatero se comprometió a trasladar en las próximas semanas una propuesta a la Mesa del Diálogo Social y a la Comisión del Pacto de Toledo para asegurar su sostenibilidad.

REFORMA DE PENSIONES

Para ello, tratará de asegurar la "estricta correspondencia entre cotización y prestación", culminar el proceso de integración de los diferentes regímenes del sistema y la separación de fuentes de financiación, introducir incentivos eficaces para la prolongación de la vida laboral, contemplando para ello la definición de la edad efectiva de jubilación en torno a objetivos en cuyo cálculo se integre la esperanza de vida a partir de los 65 años, y una política de ayudas familiares a y a la conciliación.

"Ahora, cuando se producen signos alentadores de reactivación, el Gobierno se va a concentrar en impulsarla acelerando las reformas: reformas para corregir nuestros desequilibrios, reformas para mejorar donde ya hemos progresado", añadió Zapatero, que pidió la implicación y colaboración de los agentes institucionales y sociales y ofreció diálogo para propiciar "los más amplios acuerdos" con los grupos.