La petrolera argentina YPF, controlada por el grupo español Repsol, no debe volver a distribuir dividendos hasta que revierta la caída en su producción de hidrocarburos, dijo el viernes el representante del Estado en el consejo de la compañía.

"Hasta que la producción o la performance de la empresa, tanto en petróleo, en gas como en combustible no mejore, hasta que no cambie la tendencia, sí o sí (las utilidades) tienen que ir a inversiones", dijo Roberto Baratta a Reuters.

"Creo que ahora tendremos un período largo para que las utilidades sean reinvertidas en el país", agregó.

La producción total de la mayor petrolera argentina cayó un 8,5 por ciento el año pasado a 495.000 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/d).