El cuarto operador de telefonía móvil en España, Yoigo, registró unas pérdidas brutas de explotación de 30,8 millones de euros en el segundo trimestre de 2009, lo que supuso un incremento en sus 'números rojos' del 22%, debido a los costes generados por la entrada de clientes de contrato, informó hoy la compañía.
A pesar del Ebitda negativo alcanzado en el periodo, la facturación de la filial de la sueca TeliaSonera se incrementó en el segundo trimestre un 158% hasta los 101,99 millones de euros.