Tímidas ganancias aventuran los futuros de las principales plazas bursátiles del viejo continente que no van más allá del 0,40% y eso sin contar con nuestro selectivo que ya avanza pérdidas. El cierre de ayer, pletórico en algunos casos como el Eurostoxx 50 que vivió una remontada superior al 5%, da paso al llanto. No importa cómo haya cerrado el índice Nikkei, un 2,3% arriba. El euro vuelve a colocarse en la preapertura en el 1,34 a la espera de la reunión de ministros de este martes en el seno de la Unión Europea.

Todo vuelve a su cauce y el Ibex 35 registra pérdidas en los momentos anteriores a que el mercado abra sus puertas en el entorno del 0,80% que ponen en peligro los 8.000 puntos.

La situación en el resto de plazas europeas no es mucho mejor teniendo en cuenta que los principales indicadores moderan sus ganancias que no van más allá del 0,40% y veremos cómo avanza de aquí a que el mercado abra sus puertas. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado con un rebote, sin embargo, del 2,3% después de un auténtico rally alcista protagonizado por Occidente este lunes.

El euro sí parece haber remontado ligeramente el vuelo y regresa a la cota del 1,34 tras la reunión que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo ayer con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Hoy toca cumbre de ministros de Finanzas de la eurozona y veremos si las declaraciones políticas vuelven a mover a su antojo a los mercados de renta variable.