La canciller alemana, Angela Merkel, ha reconocido este lunes en su intervención en el Parlamento alemán (Bundestag) que no existe una garantía al 100% de que el segundo rescate de Grecia, cuyo importe asciende a 130.000 millones de euros, tenga éxito.
"No hay una garantía al 100% de que el segundo rescate tendrá éxito", admitió la canciller germana, quien apuntó que su país espera desembolsar este año 11.000 millones de la contribución correspondiente a Alemania al nuevo fondo de rescate permanente, mientras que la segunda parte sería abonada el año próximo.  La contribución de Alemania al segundo plan de rescate asciende a 36.000 millones de euros.

El segundo paquete de rescate a Grecia se somete hoy al voto del Parlamento alemán (Bundestag) para una aprobación que se daba por segura, pese a que desde el propio gobierno de Angela Merkel se llegó a "invitar" a Grecia a abandonar el euro. Pero  ¿Puede salir un no en el voto de hoy? José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España reconoce que "es complicado, pero lo cierto es que dentro del propio partido de la Canciller hay una creciente oposición a nuevas ayudas. Y dentro del equipo económico, como hemos podido ver este fin de semana. En general, hasta la propia canciller admite que se trata de un tema de costes: ayuda frente al potencial coste, mayor en su opinión, que supondría no ayudar a Grecia. Nosotros consideramos que la nueva ayuda será aprobada hoy. Pero tengo más dudas sobre el PSI. La fecha límite para el acuerdo, según las autoridades griegas hasta el 75 % de los acreedores, se conocerá el 8 de marzo".

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que las "oportunidades" que abre la aprobación del segundo rescate a Grecia superan a los "riesgos" que conlleva, aunque reconoció que puede no ser la solución definitiva. "Nadie puede dar una garantía de éxito del cien por cien", afirmó Merkel, que habló de un camino "largo" y "no exento de peligros" para la estabilización de la economía helena.