Fueron líderes durante toda la sesión y consiguieron llevar al Ibex35 de nuevo cerca de los 10.000 puntos. Las entidades españolas, lideradas por Banesto y Bankinter, subieron a lo más alto de una tabla que dejó al selectivo español en los 9.987 puntos. En una sesión en la que el euro alcanzó los 1.2618 dólares.

Fueron líderes durante toda la sesión y consiguieron llevar al Ibex35 de nuevo cerca de los 10.000 puntos. Las entidades españolas, lideradas por Banesto y Bankinter, subieron a lo más alto de una tabla que dejó al selectivo español en los 9.987 puntos. En una sesión en la que el euro alcanzó los 1.2618 dólares.

Los test de estrés. Es el único argumento que dan los expertos para explicar la revalorización que han experimentado las entidades españolas. Y es que las previsiones apuntan a una posición favorable de la banca europea en general y de la española en particular. Por ello, no ha sido extraño ver en la parte alta de la tabla a valores como Bankinter o Banco Popular con revalorizaciones de más del 9%. Una subida que, junto al resto del sector financiero, logró sumar al Ibex35 un 3.87% hasta los 9.987 puntos. En el resto de plazas del viejo continente: el CAC-40 terminó con una revalorización del 1.76% con lo que mañana comenzará la sesión en los 3.483 puntos. El FT100 cerró en los 5.014 puntos mientras que el DAX avanzó un 0.87%.

Entre los valores ‘premiados’ de la sesión, los bancos. Bankinter se colocó en la cima con un 9.6% de revalorización, hasta los 5.64 euros. Una subida que compartió con entidades como Banco Popular, que marcó los 4.74 euros, o los dos grandes bancos. Santander se anotó un 6.47% y terminó la sesión en los 9.81 euros mientras que su homóloga vasca subió un 6.25% que le llevó a los 9.36 euros.

De cerca, el resto de pesos pesados. Iberdrola se anota un 3.80% y alcanzó los 5.08 euros. Telefónica consiguió repuntar un 2.9% y marcó los 15.98 euros en tanto que Repsol subió el mismo porcentaje el día antes de abonar un dividendo de 0.425 euros por acción.

Pocos valores se tiñeron de rojo pero hubo uno que lo hizo con nombre propio. Sacyr Vallehermoso descontó un 9.52% de su cotización el día que regresó al mercado después de que Mutua Madrileña decidiera deshacerse de un 4% de su participación en la constructora. Álvaro Blasco, director de Atlas Capital admite que lo lógico es pensar “viendo la fuerte penalización que ha sufrido el valor es que sólo queda recuperarse”. La constructora se vio acompañada en el lado negativo Abertis, que perdió un 1.7% en la sesión, y Grifols que con pérdidas de más de un punto porcentual despidió la sesión en los 8.49 euros.