Estamos viviendo un mercado lateral desde hace un par de meses y además, empeorado con una volatilidad baja a nivel general, en todos los mercados, pero la semana pasada hemos visto un poco de luz al final del túnel, pero solo en un sector.
Como no podía ser de otra manera el sector que ha empezado a mostrar claridad ha sido el sector financiero.¿ Porque queremos que exista volatilidad? Todos aquellos que trabajan con opciones, les interesa que aumente la volatilidad en un entorno como el actual, ya que, con volatilidad baja la estrategia a seguir es o comprar opciones o esperar o estar muy infraponderado si es vendedor de opciones, por tanto, una subida de la volatilidad hará que aumente la rentabilidad de las primas de las opciones compradas y permitirá al vendedor aprovechar para aumentar la exposición en el mercado.

La gran parte de los inversores institucionales operan en el mercado de opciones y su variable principal como criterio de inversión es la volatilidad, por lo que, si aumenta la volatilidad esto hará que aumenten el volumen en el mercado, no solo de derivados, también de el mercado de renta variable tradicional y comenzaremos a ver mas volumen, que tan importante es para confirmar figuras y patrones técnicos.

Adjuntamos un gráfico de la evolución de la volatilidad de Santander en el las ultimas dos semanas apreciamos una subida de la volatilidad, el gráfico es muy similar en todos los valores del sector, ya que, existen muchas duda acerca de la nueva normativa de Basilea III, las compras que estan haciendo oso grandes bancos y dudas acerca de posibles ampliaciones de capital, todo esto se traduce en incertidumbre y por tanto, en una mayor volatilidad.