Wall Street abre con dudas. Las compras que se imponían al otro lado del Atlántico han ido perdiendo fuerza, Las dudas vuelven en una sesión en la que si bien las referencias macroeconómicas brillarán por su ausencia, los resultados empresariales centrarán la atención de los inversores. Ante este escenario, el Dow Jones de Industriales pierde un 0,07%, el tecnológico Nasdaq repunta un 0,03%% mientras el S&P se deja un 0,04%. En el mercado de divisas, paso a paso, el euro va retomando posiciones frente al billete verde y se cambia por 1,3619 unidades, mientras el precio del crudo cotiza en los 78 dólares/barril.
Si bien la sesión comenzaba con optimismo, poco a poco la renta variable americana sucumbe de nuevo a los números rojos. Un –ya poco sorprendente- escenario de incertidumbre que regresa un día en el que no se esperan referencias macroeconómicas claves salvo el discurso que dé el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no en materia de tipos de interés sino de empleo. Con este escenario, Ante este escenario, el Dow Jones de Industriales pierde un 0,07%, el tecnológico Nasdaq repunta un 0,03% mientras el S&P se deja un 0,04%.

La semana comienza al otro lado del Atlántico con la vista puesta en las compañías que hoy rinden cuentas al marcado. Hoy es el turno de las empresas dedicadas a la alimentación y minoristas. Y entre ellas destacan las cuentas publicadas por Lowe's que ha anunciado el incremento del 27% de su beneficio durante el cuarto trimestre de su año fiscal. Unas cifras que el mercado premia con subidas del 0,80%.

En lo que respecta al sector de la alimentación, las miradas se dirigen hacia Campbell Soup tras asegurar que concluyó los seis primeros meses de su ejercicio fiscal con un aumento del beneficio del 14,2%, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En bolsa, la compañía se deja un 0,65%.

Atención también para Constellation Energy. La compañía se deja cerca de un 0,40% después de anunciar que registró una ganancia de 4.420 millones de dólares, o 21,96 dólares por acción, en el cuarto trimestre, lo que se compara con la pérdida de un año antes de 1.410 millones de dólares, o 7,75 dólares por acción.

Los movimientos corporativos también se hacen hueco. Y en este escenario las miradas se dirigen hacia Schlumberger tras anunciar que adquirirá Smith International por cerca de11.000 millones de dólares en una transacción realizada por completo en acciones, que se convertirá en la mayor adquisición del año y transformará a Schlumberger por lejos en la empresa de servicios para el sector petrolero más grande del mundo. Una noticia que pesa sobre la cotización de la compañía pues pierde más de un 5%.