Contagiados por el miedo de los inversores europeos, los accionistas estadounidenses recogen beneficios haciendo descender desde primera hora los principales índices bursátiles de Wall Street. El Dow Jones ha abierto con una caída del 0,45% en los 9.745 puntos, mientras que el Nasdaq y el S&P 500 pierden un 0,69% y 0,43% respectivamente en una jornada en la que la volatilidad parece que será la protagonista ante la falta de noticias económicas relevantes al otro lado del Atlántico.
Los índices hoy miran hacia abajo quizás porque los inversores prefieren esperar a mañana para tomar posiciones luego que la Fed haga públicas las conclusiones sobre política monetaria que sacará de la reunión de dos días que hoy ha comenzado.
 
Parece poco probable que la Reserva Federal de EE.UU. imite, en un futuro muy cercano, a su organización homónima en las antípodas, el Banco de Reserva de Australia, que no deja de subir los tipos de interés, anunciando hoy un alza por segundo mes consecutivo al 3,5%, lo que ha levantado ampollas en la bolsa internacional.
 
Con respecto a las noticias macroeconómicas del día, este martes se ha conocido que las ventas minoristas siguen evolucionando al otro lado del Atlántico. Con respecto a los datos semanales, el ICSC-Goldman de ventas minoristas aumentó un 0,1%, mientras que en el conjunto del mes pasado Redbook Research informó que el mismo factor aumentó un 1,9%.
 
En el apartado empresarial, las cuentas de Viacom hoy han dado una grata sorpresa al ampliar sus ganancias trimestrales un 15% hasta los 463 millones de euros. Unos beneficios en gran parte impulsados por el negocio fílmico de la compañía. Mientras, hoy Viacom sube en el NYSE un 2,89%.
 
Berkshire Hathaway, la rama inversora de Warren Buffet ha comprado la parte que aún no estaba en sus manos de la compañía de ferrocarriles Burlington Northern Santa Fe. La operación tendrá un coste de 44.000 millones de dólares para Berkshire, la mayor de toda sus historia.
 
Frente a este trato cerrado, otro al que no parece ponerse punto y final: el de Opel. Hoy la directiva de General Motors se ha reunido para revisar los puntos de la venta de su filial en Europa a Magna , aunque todo parece apuntar a que se cerrará el pacto en breve. Entre tanto, hoy General Motors cede un 1,82% y Magna un 1,93%.
 
Otra automovilística, Ford, también es noticia hoy. Tras anunciar unas ganancias de 997 millones de dólares en el tercer trimestre del año, ahora se propone recaudar 3.000 millones adicionales y extender el vencimiento de su deuda. En concreto, la compañía planea usar una oferta de deuda convertible para generar 2.000 millones y vender algunas de sus acciones para recaudar los otros 1.000 millones. Hoy sus títulos caen un 2,11%.
 
Quien también pretende rentabilizar su negocio es Johnson & Johnson pero con el despido de entre un 6 y un 7% de su plantilla. Con esta eliminación de empleos planea ahorrar unos 1.700 millones de dólares y suavizar las pérdidas de sus filiales. Tras este anuncio, J&J se desprende un 0,42% en bolsa.
 
Justo antes de la apertura de la bolsa estadounidense se dio a conocer que Morgan Stanley ha reiniciado la venta de su participación en la primera empresa conjunta de banca de inversión en China, China International Capital, con la intención de impulsar su crecimiento en el país. En su cotización intradía MS se mantiene prácticamente plana, cediendo un 0,09%.
 
Esto es lo que está sucediendo en el primer aniversario del nombramiento de Barack Obama como presidente electo de EE.UU., fecha en la cual, la primera potencia mundial hace balance de su actividad y lo aprueba con la confirmación de la salida de la recesión.