Wells Fargo prevé que el índice S&P 500 finalice el 2010 prácticamente "sin cambios en relación con los niveles actuales", dentro de una banda de entre 980 y 1150. "En promedio, las acciones no muestran cambios 12 meses después de las rachas alcistas de alivio y esperamos que el 2010 sea, en general, similar", agrega. Wells Fargo anticipa un efecto dominó cuando el Gobierno retire sus programas de apoyo y destaca las continuas dificultades de los consumidores estadounidenses y la inquietud en el mercado de acciones "cada vez que el dólar insinúa una fortaleza menor".