El banco estadounidense Wells Fargo, que el pasado 1 de enero cerró la adquisición de Wachovia, informó hoy de que no pagará primas a su consejero delegado, John G. Stumpf, ni a su director financiero, Howard I. Atkins, así como tampoco percibirán 'bonus' los directivos Richard M. Kovacevich, David A. Hoyt y Mark C. Oman. La cuarta mayor entidad bancaria de EEUU determinó que los resultados alcanzados en 2008 no cumplieron los objetivos marcados por lo que ninguno de estos ejecutivos senior percibirá primas en metálico. Sin embargo, el comité de recursos humanos de Wells Fargo decidió elevar el salario base anual de Atkins y Hoyt a 700.000 dólares (554.323 euros) desde el próximo 1 de marzo, lo que representa una subida del 16,6%.