Alemania, aunque en mejor situación que otros socios de la eurozona, está todavía lejos del despegue económico y no podrá recuperar hasta 2013 el nivel del Producto Interior Bruto (PIB) de 2008. Así lo ha afirmado Axel Weber, presidente del Banco Central Alemán (Bundesbank).