Berkshire pagará 135 dólares por acción, un 28% más que el  precio de cierre de la química el pasado viernes.

Berkshire, que compró la empresa ferroviaria Burlington Northern Santa Fe el año pasado por 26,5 billones de dólares, se convirtió con esta adquisición en la segunda compañía más grande de ferrocarriles de Estados Unidos. También se hizo con un 9,9% del fabricante de automóviles chino BYD en 2008 y en 2003 con McLane, distribuidora de productos comestibles.

Lubrizol hace lubricantes para compañías de transporte y, entre McLane y los ferrocarriles hay un montón de transporte” ha declarado Meyer Shields analista de Stifel Nicolaus a Bloomberg. “Va a haber una gran demanda. Como consecuencia del aumento en los precios del petróleo se va a impulsar la compra de productos que aumenten la eficiencia en el transporte” añade Shields.

Berkshire Hathaway baja a las 20:30h un 1,40% hasta los 126.208 dólares por acción. Lubrizol sube un 27,47% y alcanza los 134,40 dólares por acción