La Bolsa de Nueva York terminó a la baja este jueves, luego de que el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke reconociera que debe manejar una situación económica delicada: el Dow Jones perdió 0,88% y el Nasdaq cedió 0,94%.El Dow Jones Industrial Average (DJIA) retrocedió 112,10 puntos a 12.582,18 unidades y el índice de fuerte componente tecnológico Nasdaq, bajó 22,21 puntos a 2.331,57, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó por su parte 0,89% (-12,34 puntos) a 1.367,68 puntos.'No agradaron al mercado los comentarios de Ben Bernanke, aunque en general eran los mismos que ayer', dijo Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. Los inversores aprovecharon, según él, para realizar tomas de beneficios luego de cuatro sesiones consecutivas en alza.Tras haber hablado el miércoles ante la Cámara de Representantes, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke respondió este jueves ante el Comité bancario del Senado estadounidense. Aunque excluyó un período de estanflación similar a la de los años 70, subrayó que la Fed enfrenta una situación delicada: 'simultaneamente una desaceleración de la economía, tensiones en los mercados financieros y presiones inflacionarias'.'Además, cuando Bernanke habla de un riesgo de quiebras de bancos, el mercado no quiere escucharlo', subrayó Blicksilver. El presidente de la Fed consideró en efecto que la crisis financiera actual 'probablemente' provoque 'algunas quiebras' entre los bancos pequeños.
Los bancos también sufrieronLos grandes nombres del sector sufrieron también con el diagnóstico: Citigroup perdió 2,76%, Merrill Lynch 4,70% y Lehman Brothers 4,84%. El sombrío panorama de la economía estadounidense fue ensombrecido aún más por la confirmación de un crecimiento de 0,6% en el cuarto trimestre, llevando el incremento del PIB en 2007 a 2,2%, el ritmo más bajo desde 2002.El mercado obligatorio se benefició con el repliegue bursátil. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 3,715%, contra 3,850% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,555%, contra 4,651%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.